martes 23 de julio de 2024 23:48 pm
Informando desde New York con la más avanzada tecnología para la generación de imágenes y sonido.

La identidad de Isaiah Henríquez, de 20 años, fue revelada el sábado después de que un conductor encontrara sus restos al detenerse en un área boscosa de la salida 40 en Southern State Parkway, en Islip.

Los restos de un hombre de Long Island que desapareció en abril tras ir a una reserva de nativos americanos fueron encontrados el jueves esparcido a lo largo de una carretera, informaron las autoridades.

La identidad de Isaiah Henríquez, de 20 años, fue revelada el sábado después de que un conductor encontrara sus restos al detenerse en un área boscosa de la salida 40 en Southern State Parkway, en Islip, informaron las autoridades estatales.

Miembros de la familia de la víctima fueron informados por las autoridades que el caso está tratado como un homicidio a causa de las circunstancias violentas, informó a un amigo en declaraciones recogidas por New York Post.

“Había sangre en el área y había un cuerpo, otro material que solo indicaba que había una escena violenta”, señaló el excompañero de clase de Henríquez, Nicholas, que prefirió no revelar su apellido al medio anteriormente citado.

La policía del condado de Suffolk estaba buscando a Henríquez desde que desapareció en la reserva de Poopspatuck en Mastic, el 8 de abril. La policía estatal precisó que es muy pronto para determinar la causa de muerte.

Henríquez fue dejado en la reserva del condado de Suffolk a las 7:30 p.m. luego de pasar un tiempo en una fiesta de Brentwood, pueblo ubicado a más de 20 millas de distancia de Poospatuck, le dijo la madre de la víctima a The Post en mayo.

Los amigos de Henríquez dijeron que visitaron la reserva del pueblo de Unkechaugi antes de comprar hierba, y les dijo a los asistentes a la fiesta que pronto en la noche, pero no volvió a ser visto.

“Es un poco loco y nadie sabe por qué, pero se subió a un Lyft y lo sacó de la reserva india en el este de Long Island”, dijo Nicholas. “La reserva o la policía realmente no tienen ningún razonamiento sobre por qué salió allí o si salió voluntariamente. Lo único que saben en este momento es que alguien informó restos óseos en el estado del sur, que es donde vivimos, donde fue la fiesta”.

Tras varias horas, el teléfono de Henríquez se apagó, algo que no era común de Henríquez, señaló su madre en los días posteriores a su desaparición.

Nicholas apuntó que Henríquez estaba viviendo una vida normal y saludable en el momento de su desaparición.

Dos días después de su desaparición, otra persona de 27 años se perdió de rastro, generando preocupaciones de que podrían estar en juego actividades relacionadas con pandillas, aunque semanas después fue hallado ileso en el área.

eldiariony.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *