miércoles 24 de julio de 2024 00:07 am
Informando desde New York con la más avanzada tecnología para la generación de imágenes y sonido.

Miguel Cruz Tejada

NUEVA YORK._ En memoria del policía dominicano Wilbert Mora, asesinado brutalmente en un apartamento de Harlem junto a su compañero Jason Rivera (también dominicano) fue bautizada la intersección de las calles Keap y Tercera Sur en el vecindario Williamsburg en una emotiva ceremonia encabezada por el alcalde Eric Adams y el comisionad de la policía, Edward Caban.

En el acto celebrado ayer martes en la mañana cuando el oficial abatido que se crió en ese sector cumpliría 29 años de edad.

Los padres, hermanas, hermanos y otros familiares de Mora también asistieron al memorial en el que el alcalde resaltó el heroísmo del policía dominicano recordando que cayó abatido en el cumplimiento del deber y protegiendo a la ciudad de la violencia armada.

Mora estudió en la escuela pública PS-13 situada en la referida intersección que ahora se llama “Calle Detective Wilbert Mora”.

Desde niño, el oficial asesinado el 21 de enero 2022 en un edificio de la calle 135 en Harlem donde fue enviado junto a Rivera a responder una llamada por violencia intra familiar, soñó con ser un policía de Nueva York.

Los dos oficiales fueron emboscados en un apartamento por el criminal de carrera, Lashawn McNeil que los hirió gravemente a los dos, muriendo ambos en hospitales de la ciudad.

“Esta es una comunidad donde hay un letrero en la calle para que los niños en el futuro y en el momento actual sepan que uno de los suyos, un niño pequeño, creció para servir y proteger”, dijo el alcalde Adams en su discurso.

“Al colocar este letrero en esta calle, coloquemos también un letrero de seguridad en la ciudad que continuaremos protegiendo”, agregó.

“Mantengámoslos siempre en nuestros corazones”, pidió el alcalde.

El comisionado Caban recordó a Mora como una persona verdaderamente especial que estaba dedicada a su familia y que se extraña más y más cada día.

“La gente verá el letrero y leerá el nombre y hará la pregunta de  quién era. Y cada vez que eso suceda será nuestra oportunidad de contar su historia”, añadió Caban, primer comisionado hispano en la historia del Departamento de Policía de Nueva York (NYPD).

La señora Emilia Mora, madre del policía asesinado, habló brevemente en español, diciendo cuánto significaba tener una calle nombrada en honor a su difunto hijo en el vecindario en el que vivía la familia después de emigrar a los Estados Unidos desde la República Dominicana.

“Aquí es donde aprendió y jugó con sus amigos”, dijo, siendo traducida por el comisionado del NYPD.

“Para nuestra familia, es un gran orgullo que nuestro hijo esté siendo inmortalizado en esta calle y en este vecindario, donde tenemos tantos buenos recuerdos de nuestro héroe”, expresó la madre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *