domingo 21 de julio de 2024 15:23 pm
Informando desde New York con la más avanzada tecnología para la generación de imágenes y sonido.

David Zayas atravesaba la pequeña ciudad de Scarsdale en su coche cuando una patrulla de la policía lo detuvo en un control aparentemente rutinario. En el maletero encontraron una gran cantidad de crack, una pistola y 34.000 dólares en efectivo. El arrestado se declaró culpable poco después. La cuestión es: ¿Cómo supo la policía a qué vehículo parar? Pues gracias a la IA, por supuesto.

Durante años, la policía ha estado escaneando placas de matrícula en busca de conductores que viajan sin licencia o que tienen alguna infracción pendiente, pero las IA han introducido una nueva forma de escanear vehículos que promete ser revolucionaria en la lucha contra el crimen: analizar los patrones de conducción. En este caso, y como informan en Forbes, la policía de Westchester County, en Nueva York, recurrió a los servicios de una compañía llamada Rekor que analiza patrones de tráfico. El análisis arrojó un dato: el vehículo de Zayas circulaba de manera sospechosa.

Rekor se describe a sí misma como una compañía de análisis de patrones de tráfico basada en IA, y de hecho ya trabaja con diferentes departamentos de policía y agencias de investigación. Lo que el software de Rekor hace es alimentar a su IA con los datos procedentes del sistema de reconocimiento automático de matrículas (ALPR por sus siglas en inglés). Solo en el estado de Nueva York, el ALPR registra 16 millones de placas cada semana, identificando no solo la matrícula, sino el fabricante y modelo de auto. La IA, por decirlo de alguna manera, une los puntos de esas detecciones para crear las trayectorias de cada vehículo en sus idas y venidas por el estado.

El software determina si las trayectorias de un vehículo concreto se salen de lo habitual, y ese fue precisamente el caso del arrestado. David Zayas circulaba entre Massachusetts y ciertas áreas de Nueva York siguiendo una serie de patrones que coincidían con los patrones en los que la droga se mueve en el estado. Lo siguiente fue simplemente emitir una orden para inspeccionar el vehículo por sorpresa en uno de sus viajes.

Por supuesto, la noticia es de esas que te dejan pensativo. Desarrollar a un criminal siempre es algo positivo, pero si ahora la policía ya es capaz de saber si un vehículo puede transportar droga solo por cómo se mueve… ¿Qué no serán capaces de averiguar dentro de 10 años? La IA tiene el potencial para revolucionar los sistemas de vigilancia, con todo lo bueno, y todo lo inquietante que tiene esa idea. Quizá Minority Report no sea tan ciencia-ficción dentro de un tiempo.

es.gizmodo.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *