sábado 13 de julio de 2024 14:46 pm
Informando desde New York con la más avanzada tecnología para la generación de imágenes y sonido.

El tradicional evento vuelve con todo su esplendor y colorido tras tres años de pausa.

Los colombianos se hicieron sentir con su desfile en Jackson Heights, el enclave de esta comunidad en Queens. Y es que precisamente este domingo marcó el renacimiento de esta tradicional celebración que cumplió su vigésima tercera edición.

Tras tres años de pausa por la pandemia, la singular cadencia de los clarinetes, flautas, acordeones y tamboras que dan vida a la cumbia y el vallenato, sonaban a gloria. Estos y otros ritmos emblemáticos del país cafetero, dieron el tono festivo de la celebración por los 213 años de la independencia colombiana a lo largo de Northern Boulevard.

El bogotano Gabriel Rodríguez, que reside en el área, coincidió en que lo más importante es el reencuentro y disfrutar la vida

“Tenemos que darle Gracias a Dios por permitirnos celebrar, no solo nuestra fiesta nacional, sino el hecho de estar aquí hoy”, expresó Peña.

Coloridas carrozas y grupos folclóricos se fueron dando paso al recorrido que empezó en la calle 69 y concluyó en la 87.

Al grito de ¡Juepa jé!

Aclamados por el público que alentaba con el ¡Viva Colombia! Y el ¡Juepa jé!, las vibrantes comparsas que vinieron desde Colombia mostraron la rica y diversa cultura de este país. Entre las más llamativas se contó a las delegaciones del Carnaval de Barranquilla, la comparsa Manga de Cartagena y la orquesta Canela.

“No hay nada más hermoso que representar a nuestra tierra y mostrar sus tradiciones culturales en el exterior. Nos sentimos bendecidos de poder desfilar en Nueva York”, dijo Clara González, integrante de la delegación del Carnaval de Barranquilla.

González, originaria de Quindío –en el eje cafetero colombiano–, agregó que los colombianos se sienten muy reconocidos por las oportunidades que les ofrece este país.

“Venimos a entregar el corazón a nuestros compatriotas que viven en Estados Unidos y también a promover la cultura de Colombia”, dijo Celeste Pérez, integrante de la comparsa Bahía de Manga de Cartagena.

“Celebramos la independencia y la unidad de los colombianos en Estados Unidos”, dijo de su parte Martha Hernández, de la escuela de danza del Carnaval de Barranquilla en Nueva York.

Reencuentro y confraternidad

“Pues, más que nada uno aprovecha estos momentos para reencontrarse con su gente, con la música y la cultura. En este día que vemos tantas banderas de Colombia en Nueva York, sentimos gran orgullo porque entendemos que se nos reconoce como comunidad”, dijo el caleño Andrés Gómez, quien vino con toda su familia desde Elizabeth, Nueva Jersey, para reunirse con su familia que reside en Queens y disfrutar el desfile.

“Hacía ya tiempito que no vivíamos esto. Ya era hora de salir y gritar a todo pulmón ¡Viva Colombia!, dijo la barranquillera Esperanza Aristizabal, al hacer alusión a los tres años que duró la pandemia y no se dieron estas celebraciones públicas.

Se destacó también la participación de las agrupaciones de danza del área triestatal Carnaval de Barranquilla USA, con su directora Luz Mery Machado; los Cumbiamberos de Nueva York, liderados por Mauricio Montes  y los grupos de salsa Super Star group y Rhumbon kaleño.

Un legado para la historia

El Centro Cultural Colombiano dijo que la edición Vigésimo Tercera del Desfile Colombiano de Nueva York es parte del legado cultural de los colombianos residentes en el área.

Rafael Castelar, presidente de la entidad, destacó el esfuerzo realizado para volver a desarrollar el evento tras la pausa de tres años a causa de la pandemia.

El cantante Duey Mesa, se ciñó la cinta como Rey del Desfile y como invitado especial se sumó, Rafael Orozco, ganador del concurso ‘Yo me llamo’.

La jornada estuvo enmarcada bajo un nítido cielo azul y agradables temperaturas.

“Nuevamente los colores de Colombia se toman Jackson Heights para ratificar la consolidación de los colombianos como una de las comunidades más pujantes de Nueva York”, dijo Castelar.

El veterano activista aprovechó para agradecer a las autoridades de la ciudad por facilitar el retorno del Desfile Colombiano.

“Fueron tres años de ausencia pero hemos vuelto más firmes y entusiastas. El desfile ya es una tradición del verano neoyorquino”, agregó Castelar.

El Centro Cultural Colombiano distinguió como Padrinos Internacionales a Ximena Hidalgo, Manuel Lebrón, al oficial de la policía Michael Mienko, al juez de la corte en Queens  Néstor Díaz y a  algunos oficiales retirados del ejército de El Salvador. Entre los Padrinos Nacionales se contó al mayor Rafael Rodríguez Castelar , Coronel, Federico García de Colombia. Como Madrinas Nacionales, la senadora Jessica Ramos, la asambleísta Catalina Cruz, Martha Zawady de Tele Caribe, Glenda Arboleda de la Armada de Colombia y María Temilda González, jueza de la Corte Civil de Nueva York.

Especial participación en el desfile fue la de los colombianos en el cuerpo de policía, en la policía montada, como en el cuerpo de Bomberos de Nueva York.

Por  David Ramirez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *