sábado 13 de julio de 2024 14:29 pm
Informando desde New York con la más avanzada tecnología para la generación de imágenes y sonido.

Las prioridades del acuerdo serán dirigir cerca de $2 mil millones para tratamientos a la adicción, educación, prevención y desintoxicación para quienes están luchando con esta epidemia.

El estado de Nueva York estará recibiendo en los próximos años cerca de $2 mil millones en compensaciones, directamente de un grupo de empresas farmacéuticas, que fueron acusadas de fabricar medicamentos analgésicos para reducir el dolor, cuyos compuestos que incluyen opioides, están vinculados con la “chispa que encendió” la mortal epidemia de las sobredosis por estos narcóticos.

Una parte de estos fondos se destinarán a los condados más afectados como El Bronx, que sigue figurando en la lista de las localidades más afectadas por esta crisis en todo el país.

El resto se depositará en un fondo dedicado a apoyar esfuerzos de prevención, tratamiento y reducción de daños para abordar esta epidemia, detonada además por el tráfico del peligroso fentanilo en las calles de Nueva York.

En efecto, la gobernadora Kathy Hochul anunció este lunes que ya se depositaron más de $192 millones en la cuenta del fondo del acuerdo, para el primer año fiscal, y se distribuirán de acuerdo con las prioridades de la Junta Asesora del Fondo del Acuerdo de Opioides del Estado de Nueva York.

“No sólo estamos liderando el camino en los esfuerzos para responsabilizar a los fabricantes y distribuidores de opioides. Sino que estamos tomando medidas rápidas para poner a trabajar los dólares de este acuerdo y revertir el daño que han causado”, dijo la gobernadora.

Inyección de más recursos

Esto significa que producto de estos fondos obtenidos de las arcas de farmacéuticas demandadas, se ampliarán los servicios ofrecidos dentro de los Programas de Servicio de Jeringas, los Centros de Salud para Usuarios de Drogas y el financiamiento para todos los planes de reducción de daños.

Además, se anunció que se dirigirán más recursos para los 315 sitios de la Oficina de Servicios y Apoyo a las Adicciones del Estado de Nueva York (OASAS) que incluye ayuda en tratamientos de adicción, incluida la atención de crisis, desintoxicación y atención hospitalaria.

En general, se inyectará más presupuesto a las iniciativas educativas, de prevención y todas las estrategias de reducción de daños, basadas en evidencias científicas.

Por su parte, la Dra. Chinazo Cunningham, comisionada de OASAS en Nueva York, interpreta que se ha podido actuar rápidamente, para hacer llegar estos recursos a las comunidades que más los necesitan. 

“Cada dólar ayuda a brindar recursos vitales a los neoyorquinos necesitados, sin importar dónde vivan o qué tipo de apoyo necesiten”, ponderó.

Un “asesino” sin pausas

Los datos preliminares muestran más de 6,300 muertes por sobredosis en el estado de Nueva York en el 2022, y los opioides estuvieron involucrados en más de las tres cuartas partes de estos decesos.

En palabras simples, se señala en más de 3,000 demandas emprendidas en todo el país, a la industria vinculada con la producción y distribución de ciertos medicamentos contra el dolor, de ser el punto de origen de una epidemia adictiva, que en muchos casos empezó con una receta médica. Y luego terminó en el consumo de narcóticos ilegales en las calles, como la heroína y de manera expansiva el fentanilo.

En marzo de 2019, la Fiscalía General de Nueva York presentó una demanda para responsabilizar a los distintos fabricantes y distribuidores, durante décadas, del gran volumen de opioides bajo receta, en el suministro público.

Se alcanzaron acuerdos iniciales de conciliación por un total de más de $2,6 mil millones con empresas involucradas en la fabricación, distribución y venta de opioides.

“Los primeros $192 millones obtenidos a través de nuestro litigio, ya están ayudando a las comunidades vulnerables a recuperarse y prevenir una devastación futura. Estos fondos están brindando acceso a recursos para sanar. Al igual que pasará con el resto de los millones obtenidos por mi oficina que se recibirán en los próximos años”, refirió la fiscal general del Estado de Nueva York, Letitia James.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Abusos de Drogas (NIH) los opioides son una clase de drogas que incluyen la droga ilegal heroína, los opioides sintéticos, como el fentanilo y ciertos analgésicos que están disponibles legalmente con prescripción médica, como la oxicodona, la hidrocodona, la codeína, la morfina y muchos otros.

¿Luchando contra una adicción?

Los neoyorquinos que enfrentan una adicción, o cuyos seres queridos están luchando, pueden encontrar ayuda y esperanza llamando a la línea gratuita HOPEline del estado, disponible las 24 horas, los 7 días de la semana, al 1-877-8-HOPENY (1- 877-846-7369) o enviando un mensaje de texto a HOPENY (Código corto 467369).

El tratamiento de adicción disponible, que incluye atención de crisis, desintoxicación, atención hospitalaria, residencial o ambulatoria, se puede encontrar utilizando el Panel de disponibilidad de tratamiento de NYS OASAS en FindAddictionTreatment.ny.gov  o a través del sitio web de NYS OASAS.

El Dato:

39 Clínicas Comunitarias Certificadas de Salud Conductual (CCBHC) operarán en todo el estado de Nueva York en los próximos años. Estos son centros abiertos las 24 horas que brindan servicios integrales para quienes requieren apoyo de salud conductual, incluida la salud mental y las adicciones, en todos los sistemas de servicios sociales, de salud física y del comportamiento. Actualmente operan 13.

Por  Fernando Martínez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *