sábado 13 de julio de 2024 15:28 pm
Informando desde New York con la más avanzada tecnología para la generación de imágenes y sonido.

Hong Ru Lin y Kena Lin fueron detenidos por operar la red de prostituciones en varios salones de masajes de su propiedad que se extendía desde el condado de Westchester, Manhattan y Queens.

Una pareja fue acusada de dirigir una red de prostitución que iba desde los suburbios de Nueva York, pasaba por el condado de Westchester y algunas áreas de la ciudad de Nueva York en salones de masajes de los cuales son de su propiedad.

Identificados como Hong Ru Lin, conocido como Bruce, y Kena Zhao, conocida como Angela, fueron capturados el jueves en la mañana por operar el negocio ilegal desde aproximadamente septiembre de 2020 hasta septiembre de 2023, de acuerdo con el Fiscal Federal para el Distrito Sur de Nueva York, Damian Williams.

El matrimonio dirigía la red de prostitución desde sus salones de masajes ubicados en el condado de Putnam, donde residían, también en Westchester, Manhattan y Queens, dice la acusación e informó NBC New York.

Lin, de 50, y Zhao, de 45, tenían armada una lista de mujeres que laboraban en los salones y realizaban actos sexuales para sus clientes, usaron teléfonos celulares y una sala de chat privada para organizar encuentros ilegales, indicaron los fiscales.

Ambos asignaban ciertos empleados a los clientes, inclusive establecían objetivos de desempeño para las mujeres en los salones de masaje, dice la acusación. Los fiscales señalan que en al menos una oportunidad, Zhao participó personalmente en un masaje en el que ofrecía un acto sexual a un cliente.

“Esta acusación pone fin a una supuesta extensa empresa comercial de sexo que explotó a innumerables mujeres y violó repetidamente las leyes estadounidenses”, explicó el subdirector a cargo del FBI, James Smith.

Lin y Zhao fueron acusados de violar la Ley de Viajes, que involucra a cualquier empresa que esté relacionada con la prostitución, así como de conspiración.

Enfrentan hasta cinco años de cárcel por cada cargo.

Por  Marlyn Montilla

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *