jueves 25 de julio de 2024 06:31 am
Informando desde New York con la más avanzada tecnología para la generación de imágenes y sonido.

Esta decisión es una medida preventiva destinada a controlar las amenazas a la seguridad nacional y las posibles provocaciones en la frontera.

Esta semana, Lituania decidió cerrar dos de sus seis pasos fronterizos con Bielorrusia en respuesta a la presencia de los mercenarios del grupo ruso Wagner en el territorio del país vecino, además de que Bielorrusia cada vez más se acerca al formato de guerra hibrida con los lituanos y el gobierno de Polonia, que son considerados como la primera línea de respuesta de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (ONTA).

El Consejo de Ministros lituano aprobó la propuesta del Ministerio de Transportes de cerrar dos puntos, en Šumsk y Tverecuis, para centralizar la mayoría de las actividades y controles en el mayor puesto fronterizo, en Medininkai. De acuerdo a las autoridades de Lituania, esta decisión es una medida preventiva destinada a controlar las amenazas a la seguridad nacional y las posibles provocaciones en la frontera.

Esta misma semana, los presidentes polaco y letón, Andrzej Duda y Edgars Rinkeviczs, indicaron, tras un encuentro, que la seguridad y la situación en la frontera con Bielorrusia es una prioridad. “Polonia y Letonia comparten su preocupación ante la amenaza de una guerra híbrida procedente de Bielorrusia”, indicó Duda.

La semana pasada, el Ejército bielorruso inició e una serie de prácticas de tiro y ejercicios militares en el polígono Gozhski de la región de Grodno, fronterizo con Lituania y Polonia, en medio de tensiones con esos dos países miembros de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) tras la llegada de mercenarios rusos de Wagner a Bielorrusia y los recientes movimientos de Polonia.

Según el Ministerio de Defensa bielorruso, en estos ejercicios se recreó una situación compleja y lo más cercana a una situación real de combate. “En el polígono de Gozhski se llevaron a cabo prácticas de tiro, durante las cuales se emuló un episodio táctico con emboscadas“, dijo el ministerio de un comunicado.

Por su parte, las autoridades de Varsovia anunciaron que movilizarán a más de 2,000 tropas adicionales en la frontera con Bielorrusia a petición de la Guardia Fronteriza. El jefe del departamento, Mariusz Blaszczak, ordenó la semana pasada aumentar el número de tropas en la frontera y la asignación de fuerzas y equipos adicionales, incluidos helicópteros de combate.

En la frontera de Polonia con Bielorrusia hay desplegados más de 5,000 efectivos de la Guardia Fronteriza, además de 2,000 soldados, 500 policías de unidades antidisturbios y un número variable de miembros de la Fuerza de Defensa Territorial, un grupo paramilitar de voluntarios.

Con información de EFE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *