sábado 13 de julio de 2024 15:17 pm
Informando desde New York con la más avanzada tecnología para la generación de imágenes y sonido.

Hay varias razones por las que es bueno tener un “respiro” de tu celular, y también por el bien de tu dispositivo.

Hoy en día, son muy pocas personas las que en determinado momento del día, sobre todo por la noche, deciden apagar su teléfono celular, ya que la mayoría de los usuarios prefieren mantenerlos encendidos las 24 horas del día debido a que consideran que es el medio ideal para atender cualquier tipo de emergencia.

Sobre este tema, diversos estudios realizados recientemente han demostrado que más del 50% de las personas que poseen un smartphone nunca los apagan.

Si eres de esas personas que no pueden estar tranquilos sin estar atentos a las notificaciones que llegan a tu teléfono, tienes que saber que apagar tu teléfono es la mejor manera de preservar su vida y hacer que este rinda al máximo.

Los expertos recomiendan apagar el celular al menos una vez a la semana. Después de apagarlo, déjalo reposar durante 1 o 2 minutos antes de volver a encenderlo. Con esta simple acción, no solo mejoras el rendimiento de tu teléfono; también es una acción que resulta sumamente beneficiosa para la batería.

De hecho, también se recomienda borrar el caché del teléfono y cerrar las aplicaciones que se ejecutan en segundo plano, ya que esto reducirá la carga de la batería, lo que permitirá que dure más tiempo entre carga y carga. Esto también ayudará a prolongar su vida útil.

Otro motivo por el que es bueno apagar tu teléfono es porque así evitas fugas de memoria, un error muy común entre los propietarios de smartphones. Una fuga de memoria se produce cuando una aplicación necesita cierta cantidad de memoria para funcionar, pero no la libera cuando ya no la necesita.

Si notas que el rendimiento de tu teléfono se ha ralentizado considerablemente, lo más probable es que el problema sea una fuga de memoria. Otras señales de que tu teléfono está experimentando este problema son: ver el uso de memoria incluso cuando no estás utilizando ninguna aplicación y experimentar cuelgues frecuentes del teléfono.

Otro buen motivo para darle un descanso a tu celular es para no matar por completo su batería. Generalmente, una batería de litio típica de un teléfono puede durar entre 300 y 500 ciclos de carga. Esto es cuando una batería se carga al 100% y luego vuelve a bajar al 0%. Después de eso, tu dispositivo no podrá rendir al mismo nivel y su capacidad de carga disminuirá. Apagar el teléfono periódicamente es una forma de conservar la batería durante más tiempo y alargar su vida útil.

Y por último, expertos en salud señalan que estar con el teléfono todo el día no es bueno ni para la salud mental ni física. Según un artículo del New York Times, el tiempo dedicado a los teléfonos inteligentes puede afectar a todo, desde la autoestima, las relaciones, la creatividad, la capacidad de atención y la memoria.

Por  Montserrat Arqué

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *