jueves 25 de julio de 2024 02:45 am
Informando desde New York con la más avanzada tecnología para la generación de imágenes y sonido.

El Ministerio de Telecomunicaciones de Irak señaló que las autoridades del Estado pidieron repetidamente a la empresa en cuestión que colabore en cerrar las plataformas que provocan la filtración de datos de las instituciones oficiales del Estado.

Las autoridades iraquíes bloquearon la aplicación de Telegram por motivos relacionados con la seguridad cibernética y la vulneración de los datos de los usuarios, informó hoy el Ministerio de Telecomunicaciones del país.

“El bloqueo de la Telegram se produjo por instrucciones de las entidades superiores por cuestiones relacionadas con la Seguridad Nacional y para preservar los datos personales de los ciudadanos, cuya seguridad fue infringida por la citada aplicación, en desacuerdo con la ley”, aclaró el Ministerio en un comunicado publicado por la agencia oficial de noticias iraquí, INA.

El ministerio agregó que las autoridades competentes del Estado “pidieron repetidamente a la empresa en cuestión que colabore en cerrar las plataformas que provocan la filtración de datos de las instituciones oficiales del Estado, así como los datos personales de los ciudadanos, de manera que constituye un peligro sobre la seguridad nacional de Irak y la paz social”.

Sin embargo, la empresa “no ha respondido ni interaccionado con ninguna de estas peticiones”, puntualizó.

Asimismo, el ministerio afirmó “su respeto a los derechos de los ciudadanos de la libertad de expresión, sin perjudicar la seguridad del Estado ni sus instituciones“, y confió en que los ciudadanos “sean comprensivos” ante esta medida.

Varios usuarios denunciaron en la plataforma X, antes Twitter, que Telegram no estaba funcionando desde ayer en el país.

rak tiene un historial de interrumpir la conexión a Internet por diferentes acontecimientos, como cuando el Gobierno iraquí cortó el acceso a diferentes aplicaciones de mensajería en 2019, año en el que tuvieron lugar unas multitudinarias manifestaciones en protesta por la política y corrupción, y que acabaron con la vida de alrededor de 500 personas.

El pasado julio, Amnistía Internacional (AI) denunció dos proyectos de ley presentados por el Gobierno al Parlamento de Irak para su aprobación, que afirmó que reprimen la libertad de expresión, incluido en las redes, con importantes multas y largas penas de cárcel que pueden llegar a cadena perpetua.

Por  EFE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *