sábado 13 de julio de 2024 15:32 pm
Informando desde New York con la más avanzada tecnología para la generación de imágenes y sonido.

Se extenderán los programas de ayuda para el apoyo de los estudiantes afectados las secuelas mentales de la pandemia.

Con una inversión de $108 millones de dólares para los distritos escolares, el estado de Nueva York busca expandir el bienestar y la salud mental de los estudiantes, según anunció la gobernadora Kathy Hochul.

“Los efectos de la pandemia en nuestros estudiantes fueron devastadores e irreversibles; es por eso que estamos haciendo inversiones históricas para abordar la pérdida de aprendizaje y expandir el apoyo de salud mental en nuestras escuelas”, manifestó la gobernadora Hochul.

“Los recursos de salud mental que necesitan, estos fondos ayudarán a que los estudiantes de Nueva York vuelvan a encaminarse hacia el éxito”, agregó en un comunicado.

El nuevo fondo de contrapartida estatal, el programa escolar Recover from COVID de $100 millones, proporcionará fondos para crear o expandir programas para ayudar a los estudiantes a abordar el trauma causado por la pandemia, dando prioridad a los sectores con mayor necesidad, se indicó .

Además también está contemplado, la ampliación de las clínicas de salud mental en las escuelas de todo el estado mediante una inversión de $8.3 millones. El anuncio de los fondos realizado este jueves forma parte de una de las prioridades del estado para incrementar el apoyo de la salud mental para los estudiantes y el personal escolar, precisamente cuando faltan pocas semanas para el inicio del nuevo ciclo escolar.

Los distritos escolares individuales o BOCES, o cualquier combinación de estas entidades pueden solicitar la Subvención del Programa Escolar de Recuperación de la Salud Mental del COVID (RECOVS) y la Subvención RECOVS por Pérdida de Aprendizaje. Hay un total de $100 millones en fondos disponibles para apoyar estas subvenciones RECOVS.

De su lado, la comisionada del Departamento de Educación del Estado, Betty A. Rosa, dijo que estas subvenciones complementarán los esfuerzos que ya están en marcha en las escuelas para abordar el trauma relacionado con la pandemia y satisfacer las necesidades de los estudiantes que aún luchan con problemas académicos, de asistencia y de salud mental.

 “Las experiencias traumáticas pueden afectar todos los aspectos del aprendizaje. Todos los niños merecen acceso a una educación de calidad y estos fondos permitirán que nuestros educadores brinden un apoyo fundamental a los estudiantes más afectados por la pandemia”, enfatizó Rosa.

Mientras, el canciller de la Junta de Regentes del Estado, Lester W. Young, Jr., recordó: “Hemos recorrido un largo camino desde el comienzo de la pandemia; sin embargo, los efectos a largo plazo de COVID continúan, especialmente entre nuestros estudiantes más vulnerables”.

Los objetivos de la subvención 

  1. Ampliar el acceso de los estudiantes a profesionales de salud mental en la escuela, intervenciones, programas, servicios, apoyos y prácticas basados ​​en evidencia e informados por evidencia que promuevan la salud mental y el bienestar.
  2. Mejorar la capacidad del personal escolar y los estudiantes para identificar problemas de salud mental y aumentar los comportamientos de búsqueda de ayuda.
  3. Implementar una variedad de intervenciones y prácticas escolares de salud mental basadas en evidencia e informadas por evidencia que respondan cultural, lingüísticamente y al trauma mientras promueven la diversidad, la equidad y la inclusión de los estudiantes.
  4. Asegurar la estabilidad financiera y la continuación del acceso de los estudiantes a intervenciones, programas, servicios y apoyos de salud mental basados ​​en evidencia y basados ​​en evidencia más allá del segundo y último año del Programa de La financiación.

Por  Luis F. Cañarte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *