domingo 21 de julio de 2024 15:32 pm
Informando desde New York con la más avanzada tecnología para la generación de imágenes y sonido.

Un ex trabajador de cuidado infantil australiano enfrenta más de 1,600 cargos por presuntamente abusar sexualmente de 91 niños, grabar el abuso y distribuirlo en línea.

Un ex trabajador de cuidado infantil de Australia se enfrenta a 1,600 cargos relacionados con el presunto abuso sexual de 91 niños.

A lo largo de 15 años, se aprovechó de niñas en doce centros en Australia y en el extranjero, filmando el abuso y distribuyendo el contenido en línea.

Los cargos incluyen 246 cargos de violación y 673 cargos de agresión indecente contra niños, con algunos delitos en circunstancias agravantes, según la cadena BBC.

El hombre también enfrenta numerosos cargos por filmar y difundir material de abuso infantil, y los investigadores descubrieron más de 4,000 imágenes y videos en sus dispositivos electrónicos, en un caso que salió a la luz en agosto de 2022, cuando el sujeto de 45 años fue arrestado.

Detalles del abuso infantil en Australia

Las autoridades han calificado este como “uno de los casos más impactantes que jamás hayan encontrado”, según la BBC. Los presuntos delitos tuvieron lugar en diez centros de cuidado infantil en Queensland y uno en Nueva Gales del Sur y un país extranjero no identificado.

Si bien la Policía Federal Australiana (AFP) cree que el hombre no cometió delitos en otros centros, el caso ha angustiado profundamente a la comunidad.

Se identificó a los 87 niños australianos que fueron victimizados, incluidos algunos que ahora son adultos, y se contactó a sus familias. La investigación ahora involucra la colaboración con contrapartes internacionales para llegar a las cuatro presuntas víctimas restantes.

Investigación y Arresto del australiano de 45 años

La captura del hombre se produjo luego de que los investigadores identificaran los antecedentes del material de abuso infantil como uno de los centros de cuidado infantil donde había trabajado.

La AFP ejecutó órdenes de allanamiento en el centro de Brisbane y en la residencia de Gold Coast del hombre, incautando dispositivos electrónicos que contenían evidencia del abuso. Sorprendentemente, el hombre había sido denunciado a la policía de Queensland dos veces antes, en 2021 y 2022, pero la evidencia insuficiente obstaculizó las acciones anteriores.

El acusado, que aún no ha sido identificado publicamente, comparecerá ante el Tribunal de Primera Instancia de Brisbane el 21 de agosto. Los cargos que enfrenta conllevan penas severas, incluida la posibilidad de cadena perpetua.

eldiariony

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *