jueves 25 de julio de 2024 05:33 am
Informando desde New York con la más avanzada tecnología para la generación de imágenes y sonido.

El senador Gounardes y el Asambleísta Gallagher presentaron el plan que busca que Albany apruebe iniciativa que exigiría poner dispositivos en autos de quienes reciban seis multas por manejar más allá de lo ordenado por la ley, evitando que sus autos puedan aumentar la rapidez cuando se pasen.

Apesar de que Nueva York le ha declarado la guerra a los conductores temerarios e irresponsables que manejan a exceso de velocidad sin seguir las reglas de tránsito al pie de la letra, los neoyorquinos siguen viendo por calles de la Gran Manzana a choferes que empujan el acelerador más allá de las millas requeridas, lo que se traduce en amenazas latentes al volante, que solo el año pasado acabaron con la vida de 124 peatones, 50 motociclistas, 19 ciclistas y 15 neoyorquinos en otros medios de transporte.

Y en su afán para ponerle mayor freno a los conductores imprudentes reincidentes, el senador Andrew Gounardes y la asambleísta Emily Gallagher, están impulsando una iniciativa de ley que busca exigir la instalación de equipos limitantes de velocidad en los vehículos de aquellos conductores que reciban más de seis multas por exceso de velocidad en un año.

Así lo explicaron los legisladores neoyorquinos este martes desde Brooklyn, donde manifestaron la urgencia de que Nueva York de luz verde a medidas más duras que eviten que los choferes irresponsables sigan acabando con vidas inocentes, así como se puede exigir a los conductores ebrios que instalen tecnología para garantizar que no puedan manejar con influencia del alcohol.

“Tenemos formas claras y efectivas de garantizar que los conductores ebrios reincidentes físicamente no puedan conducir ebrios. ¿Por qué permitimos que los conductores que conducen a exceso de velocidad mortales lo hagan más fácilmente?”, dijo el legislador Gounardes. “Como peatón, ciclista y conductor, estoy harto y cansado de esquivar autos a alta velocidad y arriesgar mi vida solo para cruzar la calle. Así que nuestro proyecto de ley lo deja claro y simple: si no dejas de manejar a alta velocidad, Nueva York te obligará. Ya hemos tenido suficiente”.

La iniciativa de ley haría que los dispositivos de velocidad que se instalen en los autos de los infractores reincidentes, eviten que puedan subir la velocidad en más de 5 millas por hora.

La asambleísta Gallagher, hizo un llamado a la Legislatura estatal para que no se quede corta en la aprobación de medidas que protejan a los neoyorquinos, y aseguró que instalar dispositivos de límite de velocidad en los carros de malos conductores, ayudará a ponerle un alto al abuso vial.

“A medida que siguen muriendo más estadounidenses a causa de accidentes automovilísticos que en cualquier otro país del mundo, debemos tomar medidas proactivas y de sentido común para reducir la violencia de tránsito”, dijo lapolítica. “Los autos y camiones pueden actuar como armas cuando se usan de manera imprudente, y las personas que han demostrado repetidamente que pondrán vidas en peligro mientras operan vehículos deben limitar la velocidad a la que pueden conducir. Espero que ambas cámaras aprueben el proyecto de ley el próximo año”.

De acuerdo a los legisladores, la velocidad contribuye en un tercio de todas las muertes de tránsito, y cada 10 mph de aumento de velocidad hace que se duplique el riesgo de muerte en un choque, por lo que insistieron en que es real que los impactos mortales de la velocidad los sienten con demasiada frecuencia los neoyorquinos de toda la ciudad, como pasó en la intersección de las avenidas Clinton y Atlantic, en Cobble Hill, Brooklyn, la primavera pasada, donde murió la joven de 17 años Katherine Harris, por culpa de un conductor que iba a exceso de velocidad.

Kate Brockwehl, superviviente de accidentes y copresidenta del Comité de Políticas de Familias por Calles Seguras, urgió a Albany a que le meta el acelerador a la propuesta de Gounardes y Gallagher para ayudar a que menos personas mueran o resulten heridos ante la falta de responsabilidad de conductores temerarios.

“Los infractores reincidentes son un pequeño número general de conductores que son desproporcionadamente responsables de la carnicería en nuestras calles, y un dispositivo en su automóvil les impidiría volver a hacer eso cuando aceleran repetidamente”, dijo la activista. “Debemos usar tecnología similar para detener eso. Este proyecto de ley no niega la movilidad a nadie, es una medida de sentido común que garantiza que aquellos con un amplio historial de conducción peligrosa cambiar su comportamiento”.

El concejal Lincoln Restler, quien mostró su apoyo a la pieza de ley, manifestó que aumentará la responsabilidad sobre los conductores más peligrosos.

“Demasiados neoyorquinos son víctimas de violencia de tránsito debido a conductores imprudentes”, dijo el político. “Aumentará la responsabilidad sobre los conductores más peligrosos, hará que nuestros vecindarios sean más seguros y, en última instancia, salvará vidas”.

Los promotores de la propuesta insistieron una y otra vez que su proyecto de ley tiene el potencial de salvar a otras familias de eventos devastadores, ya que “se ha demostrado que la instalación de tales dispositivos reduce las muertes por accidentes de tráfico en un 37 por ciento”.

Asimismo, aseguraron que cuando la Ciudad de Nueva York instituyó un programa piloto para agregar limitadores de velocidad a vehículos municipales, los incidentes de frenado brusco se redujeron en un 36 por ciento, y estos vehículos siguieron el límite de velocidad el 99 por ciento del tiempo.

“Según esta legislación propuesta, los conductores que acumulen más de 6 infracciones de radares de velocidad y semáforos en rojo, o 4 o más infracciones de radares de tráfico o semáforos en rojo en 12 meses, estarían sujetos a la instalación de un dispositivo de limitación de velocidad, al igual que los conductores que acumulan más de 11 puntos en su licencia en 18 meses. Y si se descubre que un conductor no conduce de manera segura, el período del limitador de velocidad podría extenderse hasta 36 meses”, explicó la propuesta legislativa.

Por  Edwin Martínez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *