domingo 21 de julio de 2024 15:49 pm
Informando desde New York con la más avanzada tecnología para la generación de imágenes y sonido.

Miguel Cruz Tejada

NUEVA YORK._ El reconocido psicólogo dominicano Henry Montero Tapia, salió en defensa del trabajo en favor de los niños autistas de la República Dominicana de la pastora Elizabeth Silverio Sillien de Baez mientras sigue presa en la cárcel de Najayo por cargos de estafa y violar las leyes de salud pública.

El especialista dijo que Sillien de Baez es una figura que ha generado un impacto significativo en el campo de la atención especializada para niños autistas, a pesar de no contar con titulaciones o certificaciones formales en dicha área.

“Si bien es cierto que la falta de una formación académica puede generar dudas, es innegable el dedicado trabajo y los beneficios que ha brindado a los niños atendidos, así como su esfuerzo por ofrecer una atención especializada a través de instituciones adaptadas a sus necesidades”, añadió.

Explicó que a lo largo de su carrera, la pastora  ha demostrado un compromiso incansable hacia los niños autistas, enfocándose en ofrecer una atención individualizada y adaptada a cada uno de ellos.

“Debemos tomar en cuenta que lo psicológico es tanto una ciencia cómo es un arte y sin duda Silverio ha demostrado entender empíricamente el conjunto del bien formar e instruir a los niños con diagnóstico de autismo”, indicó Montero Tapia.

“A pesar de no poseer títulos oficiales en el campo, su experiencia práctica y su enfoque holístico han permitido generar resultados positivos en los pequeños que han tenido la oportunidad de recibir su atención”, resaltó el psicólogo.

“Uno de los beneficios más destacados de su trabajo es el enfoque personalizado que ha implementado. Elizabeth comprende las necesidades particulares de cada niño autista y trabaja en base a ellas, adaptando sus intervenciones y actividades para maximizar su potencial”, expuso el especialista.

Señala que el resultado ha sido una mejora significativa en el desarrollo de habilidades sociales, comunicativas y cognitivas de los niños.

“Es fundamental destacar que Elizabeth Silverio Sillien no actuó de manera aislada. Aunque careciera de las titulaciones, se rodeó de un equipo multidisciplinario de profesionales capacitados, como terapeutas ocupacionales, psicólogos y maestros especializados, quienes aportaron su experiencia técnica y contribuyeron a garantizar una atención de calidad”, reveló.

Expresó que además, Elizabeth Silverio Sillien ha trabajado en la creación de instituciones especializadas para niños autistas. “Aunque su falta de titulaciones académicas podría haber sido un obstáculo para establecer estas instituciones, su dedicación y compromiso hacia los pequeños y sus familias han permitido que estos espacios existan y ofrezcan un ambiente seguro y enriquecedor”.

Sostiene que esas instituciones proporcionan una educación adaptada a las necesidades individuales de los niños autistas, fomentando su desarrollo tanto académico como social.

“Sin embargo, es importante señalar que, a pesar de los valiosos beneficios que se han reportado, resulta crucial fomentar una regulación adecuada en el campo de la atención especializada para niños con necesidades especiales. Es imperativo que los profesionales cuenten con las titulaciones y certificaciones pertinentes para garantizar la calidad y la seguridad de los servicios ofrecidos”, refiere Montero Tapia.

“Aunque es evidente que la falta de titulaciones en el campo de la atención especializada para niños autistas presenta contratiempos y preocupaciones desde un punto de vista regulatorio, no se puede ignorar el compromiso y los beneficios que Elizabeth Silverio Sillien ha brindado a los niños que han recibido su atención”, añade.

Manifestó que el enfoque personalizado, la dedicación y la creación de instituciones adaptadas a las necesidades individuales de los niños autistas son demostraciones claras del  compromiso y respeto de la pastora hacia esa comunidad.

Subrayó que sin embargo, para garantizar la calidad de la atención, es esencial que el sector avance hacia una regulación adecuada que exija la formación académica y las certificaciones necesarias para ofrecer servicios especializados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *