domingo 21 de julio de 2024 15:20 pm
Informando desde New York con la más avanzada tecnología para la generación de imágenes y sonido.

Miguel Cruz Tejada

NUEVA YORK._ El fiscal del distrito de Brooklyn Eric González de origen puertorriqueño está enfrentando severas críticas incluso, de una parte de su personal por ascender a la funcionaria dominicana Maritza Mejía Ming como asesora especial a la que los oponentes acusan de “antisemita y represiva” después de desempeñarse como la directora de personal de la fiscalía de ese condado.

Mejía Ming fue promovida al cargo tomando en cuenta su destacado trabajo en medio de la pandemia COVID-19 y su coraje para enfrentar la delincuencia y las pandillas en Brooklyn, pero sus críticos alegan que mantenía en  zozobra a los empleados bajo su mando y hacía comentarios inapropiados contra los judíos que trabajan en la fiscalía.

El tabloide NY Post que ayer lunes se hizo eco del caso, dijo que recibió las denuncias de parte de un numeroso grupo enojado con el fiscal González debido a que Mejía Ming no se merece la nueva posición sino haber sido cancelada de sus funciones, pidiendo anonimato para evadir represalias.

También acusan a la dominicana de haber usado su influencia en provecho personal usando a empleados subalternos para llevaran y recogieron a sus hijos en la escuela y los cuidaran.

El NY Post dice que entre los denunciantes hay ex empleados y empleados actuales de la fiscalía, quienes además sostienen que Mejía Ming reprendía a sus subordinados, atacaba con sus comentarios  a colegas judíos y usa la oficina para beneficio personal.

La funcionaria, de 51 años de edad, es la primera  dominicana, nombrada como jefa de personal  de la fiscalía de Brooklyn en 2018, donde supervisaba las contrataciones, promociones y el presupuesto ayudando a administrar las investigaciones de los casos judiciales más importantes ocurridos en el condado.

El tabloide indica que  15 fuentes con conocimiento directo de la oficina del fiscal le dijeron que la conducta de Ming ha dañado severamente la moral y expulsado a personas talentosas.

El medio dijo que la oficina del fiscal del distrito de Brooklyn  apoya a Ming, y su portavoz Oren Yaniv negó las acusaciones de comportamiento abusivo, mientras que Ming y el fiscal del distrito se negaron a hacer comentarios.

Los quejosos refieren que en un incidente asombroso el verano pasado, Mejía Ming trató de desafiar a una ex colega a una pelea a puñetazos en una fiesta de jubilación gritándole “¿qué perra?, ¡te joderé, salgamos!” y tuvo que ser interceptada  físicamente.

El vocero de la fiscalía calificó la versión de la supuesta confrontación en la fiesta como categóricamente falsa.

Elogió a Ming como una asesora confiable y valiosa del fiscal del distrito cuyo trabajo durante todo el día, liderando la oficina del fiscal González durante la pandemia y los cambios radicales en el sistema de justicia penal, lo que inevitablemente agitó las plumas entre ciertos miembros del personal.

Los empleados actuales y anteriores describen a Mejía Ming, quien procesó casos y supervisó arrestos antes de dirigir una nueva unidad de fraude de inmigrantes en 2014, como una jefa “tóxica” que hace cumplir las reglas que ella no sigue, añade el NY Post.

Dicen que Mejía Ming mostró desprecio por sus colegas judíos, a quienes las fuentes la escucharon describir como privilegiadas, y se quejó de que ciertas oficinas tenían demasiados judíos en el poder.

Se inició una investigación debido al trato de la dominicana  a un empleado judío, según muestran los registros y concluyó Se cerró sin encontrar una violación.

Otra queja relacionada con un miembro del personal judío fue presentada directamente  a la oficina del fiscal  y está pendiente.

Yaniv negó las acusaciones de antisemitismo y dijo que Ming fue instrumental en la promoción de abogados judíos, pero sus críticos dicen  que simplemente firmó los nombramientos hechos por el fiscal.

Otros que querían presentar quejas de discriminación contra ella pero no se atrevieron, dijeron las fuentes, porque los oficiales de investigación interna son amigos de la funcionaria y le informaron como la designada por González.

Los registros muestran que estuvo involucrada en el manejo de casos de denuncias.

Al igual que su ex jefe, el difunto fiscal afroamericano Kenneth Thompson, las fuentes afirmaron que Ming tenía detectives investigadores de servicio y otros miembros del personal que hacían recados personales, como recoger a sus hijos de la escuela en vehículos de la agencia y llevarlos a la oficina, donde pasaban horas fuera, a pesar de una prohibición del fiscal, agrega la publicación del tabloide.

Los empleados también hicieron tareas para Mejía Ming, como armar equipos de ejercicio, entregar artículos que ordenó a su casa y hacer invitaciones para la fiesta de cumpleaños de su hijo, según las denuncias.

“Ming niega cualquier uso inapropiado de los recursos de la ciudad”, respondió el portavoz.

Los denunciantes relataron un extenso historial de los supuestos abusos y directriz represiva de la dominicana, además del resumen contenido en esta nota.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *