domingo 21 de julio de 2024 16:04 pm
Informando desde New York con la más avanzada tecnología para la generación de imágenes y sonido.

El taxista inmigrante de 60 años que fue golpeado por tres mujeres y dos hombres en una calle de Midtown dijo que Nueva York tiene un “sistema horrible” que promueve la impunidad y que al alcalde Adams debería darle “vergüenza”.

Afzal Butt, taxista de 60 años que golpeado a patadas y puños por tres mujeres y dos hombres en una calle de Midtown Manhattan, dijo que Nueva York tiene un “sistema horrible” que promueve la impunidad y pidió enviar al alcalde Eric Adams el video de su ataque “para que se muera de la vergüenza”.

El trabajador inmigrante canoso, casado y padre de dos hijos adultos, dijo ayer al New York Post que está horrorizado de que los dos únicos sospechosos detenidos hayan sido liberados. Los otros tres siguen prófugos.

Butt sufrió lesiones en el pecho, el cuello y la cara en la impactante paliza captada por una cámara el 19 de julio en Sixth Avenue y West 34th Street y criticó las indulgentes leyes de reforma de las fianzas de Nueva York activadas en 2020, llamándolas un “sistema horrible”.

El taxista emigró a Estados Unidos desde Pakistán y conduce un taxi desde 2004. “Estoy desesperanzado e indefenso con este sistema”, afirmó Butt, opinando que la ciudad está perdiendo la batalla con respecto al crimen. “Mándale el video al alcalde y dile que se muera de la vergüenza”, dijo al reportero del Post.

Según su versión, la violencia comenzó cuando detuvo su taxi para limpiar la comida que un equipo de conductores de scooter arrojó en su automóvil cuando el grupo lo acusó de casi atropellarlos. “Sólo estaba tratando de limpiar mi auto. Entonces esta señora y este muchacho comenzaron a romper mi ventana lateral… Comenzaron a agredirme”, narró. Y agregó que tres personas más se sumaron. “Todos me golpearon y patearon, en todo el cuerpo, en la cara”, dijo Butt, quien fue trasladado en una ambulancia al New York University Hospital en condición estable.

Ayer NYPD publicó fotos de los tres sospechosos que siguen prófugos: dos mujeres y un hombre. En la escena, poco después del ataque, Howard Colley (35) y Natalie Morgan (51) fueron arrestados y acusados de asalto y conducta delictiva, respectivamente. Luego quedaron libres a la espera una nueva cita en la corte. Todos los cargos son meras acusaciones y se presume que las personas procesadas son inocentes hasta que se pruebe su culpabilidad en un tribunal.

La Comisión de Taxis y Limusinas (TLC) de NYC condenó el violento asalto. “Los conductores trabajadores de nuestra ciudad desafían las calles todos los días para llevarnos a donde debemos ir, y la violencia contra ellos es totalmente inaceptable e ilegal”, dijo el portavoz Jason Kersten en un comunicado. “Nuestra Unidad de Apoyo al Conductor está en contacto con el conductor y le ofrece asistencia”, agregó.

La Federación de Taxistas del estado Nueva York (NYSFTD) también pidió justicia. “Debemos atrapar a estos jóvenes matones y encerrarlos”, dijo en un comunicado el portavoz, Fernando Mateo. “Este anciano conductor no merecía esta brutal golpiza. Los asaltos, apuñalamientos, tiroteos y robos deben cesar”. También citó el asalto mortal del taxista Kutin Gyimah de 52 años durante un robo el verano pasado en Queens.

eldiariony.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *