jueves 25 de julio de 2024 05:11 am
Informando desde New York con la más avanzada tecnología para la generación de imágenes y sonido.

Adelantado por La Información, primero, y confirmado por Talgo unas horas después. Un grupo húngaro, que en el diario denominan como “holding familiar de Hungría”, quiere lanzar una OPA para hacerse con la totalidad de las acciones de Talgo.

La noticia cayó como una bomba en la Bolsa y, de hecho, la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) decidió suspender la cotización de la compañía temporalmente ante el nuevo proceso que se abre. Desde que se publicara la información, la acción de Talgo llegó a subir un 17%, alcanzando un máximo de 4,57 euros.

Según la información publicada, la oferta del grupo húngaro pone sobre la mesa la posibilidad de hacerse con todas las acciones de la compañía a un precio de cinco euros/acción. Es una cantidad un 27,5% superior a los 3,915 euros a los que cotizaba al cierre del miércoles. Con esta oferta, la compañía estaría valorada en 617 millones de euros.

Quien tuviera acciones en Talgo puede ver muy rentabilizada su inversión pues en lo que va de año han aumentado su valor en un 38% y hasta un 50% si miramos a cuánto costaban 12 meses atrás.

En estos momentos, la mayor parte de la compañía la controla Trilantic, que a través de la sociedad Pegaso Transportation International SCA mantiene el 40,03% del capital. Esta compañía hace tiempo que busca salir del consejo de administración de Talgo y, con la valoración, sus acciones tendrían un valor de unos 200 millones de euros.

El resto del consejo está formado por la firma de inversión Torrblas (5,03%), la aseguradora Santa Lucía (2,96%) y socios minoritarios como Amundi (2,05%), Santander Asset Management (1,86%) o Norges Bank (1%). El capital negociado en el mercado es del 51,47%.

Buen momento para la compañía

La posible compra de Talgo llegaría después de que se hayan firmado algunos de los acuerdos más importantes de su historia. Esta misma semana anunció un aumento de su EBITDA (beneficios antes de intereses, impuestos, depreciaciones y amortizaciones) del 68% para final de año.

Entre los motivos para lanzar estas previsiones están los contratos que Talgo ha firmado recientemente con la danesa DSB (Danske Statsbaner) para el suministro de ocho nuevos trenes intercity Talgo 230 o la alemana DB (Deutsche Bahn), con quienes ha firmado el mayor pedido de su historia: 56 nuevos trenes Talgo 230 por importe de unos 1.400 millones de euros.

Son muy buenas noticias después de un 2022 en el que redujo su beneficio un 95%, quedando en 1,4 millones, después de sufrir importantes aumentos en los costes de producción y escasez en los suministros.

ALBERTO DE LA TORRE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *