sábado 13 de julio de 2024 15:11 pm
Informando desde New York con la más avanzada tecnología para la generación de imágenes y sonido.

La UE reconoce que no ha cumplido su compromiso de proporcionar a Ucrania un millón de proyectiles de artillería y misiles para marzo.

En una admisión importante, el ministro de Defensa alemán, Boris Pistorius, anunció en una reciente cumbre de ministros de defensa de la Unión Europea, que dicha comunidad política no cumplirá su objetivo de suministrar a Ucrania un millón de proyectiles de artillería y misiles para marzo.

La declaración de Pistorius es el primer reconocimiento público por parte de un alto ministro europeo de que es posible que no se logre el ambicioso objetivo, según revela un artículo de The Guardian.

El compromiso inicial fue una respuesta a la demanda apremiante y continua de Ucrania de proyectiles de artillería de 155 mm, cruciales en su resistencia contra la invasión rusa, además de ayudas anuales por 5,000 millones de euros para el país invadido.

Ahora bien, el conflicto ha escalado hasta convertirse en una agotadora guerra de desgaste, que requiere un fuerte suministro de municiones para sostener los esfuerzos de defensa de Ucrania.

A principios de este año, la Unión Europea (UE) ideó un enfoque triple para mejorar los suministros, reconociendo que Ucrania estaba agotando municiones a un ritmo que superaba las capacidades de producción de Estados Unidos y la OTAN. Sin embargo, las dudas sobre el cumplimiento del objetivo de 1 millón han circulado en privado entre diplomáticos y funcionarios durante meses.

Cabe mencionar que hace a penas 3 semanas, el gobierno del presidente Joe Biden pició al Congreso $115,000 millones de dólares para propósitos de seguridad nacional, incluidos fondos para Ucrania e Israel.

Jefe diplomático de la UE: Urgencia en medio de la destrucción

Josep Borrell, jefe de la diplomacia de la UE, destacó la urgencia de cumplir el objetivo fijado durante una rueda de prensa tras la reunión de ministros de Defensa de la UE en Bruselas.

Instó a los ministros a actuar con rapidez, subrayando que el tiempo no se mide solo por la destrucción de infraestructura, sino también por las vidas humanas. Borrell reconoció que el objetivo era factible, pero requirió que los estados miembros hicieran pedidos con urgencia.

Borrell señaló que la UE ya había entregado más de 300,000 proyectiles de artillería y misiles a través de la primera vía del plan, donde los estados miembros utilizaron sus propias reservas. El desafío inmediato, según Borrell, reside en los compromisos de exportación de los fabricantes de defensa de la UE fuera del bloque, con aproximadamente el 40% de la producción destinada a terceros países.

Borrell propuso cambiar las prioridades de producción de los fabricantes de defensa de la UE para priorizar las necesidades de Ucrania. Destacó que el problema no es la falta de capacidades productivas sino la reorientación de los productos hacia otros mercados.

Según The Duardian, Thierry Breton, comisario de Industria de la UE, se hizo eco de este sentimiento y señaló que las empresas de armas estaban avanzando en el aumento de la producción.

Breton confirmó el objetivo de la UE de producir más de un millón de municiones al año, y ahora se insta a los estados miembros a realizar pedidos con prontitud. Tanto las declaraciones de Borrell como las de Breton se consideraron correctas: una se refería al objetivo para la próxima primavera y la otra a la capacidad general de la UE.

Fuentes de la UE reconocieron que las cadenas de suministro de municiones estaban al límite, pero enfatizaron que el bloque tiene más capacidad que Estados Unidos. Pål Jonson, el Ministro de Defensa sueco, reconoció que la industria de defensa de la UE está preparada para condiciones de paz y no para una guerra a gran escala en Europa, lo que indica que aumentar los suministros llevaría tiempo.

Si bien Estados Unidos sigue siendo el mayor partidario de Ucrania, seguido de Alemania, el Reino Unido y Noruega, varios países de la UE han comprometido un apoyo financiero sustancial. En particular, Alemania ha comprometido 10,500 millones de euros entre 2022 y 2027, con 2,000 millones de euros aportados en 2022 y los 5,400 millones de euros comprometidos para 2023, mencionados anteriormente en esta entrada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *