sábado 13 de julio de 2024 14:44 pm
Informando desde New York con la más avanzada tecnología para la generación de imágenes y sonido.

El ejército de Ucrania enfrenta críticas luego de un ataque con misiles ruso durante una ceremonia de premiación que resultó en numerosas bajas.

El ejército de Ucrania está bajo un creciente escrutinio y crítica tras un reciente ataque con misiles rusos que se cree que provocó importantes bajas ucranianas.

Según los medios ucranianos y los blogueros militares rusos, más de 20 soldados ucranianos perdieron la vida durante una ceremonia cerca del frente sur el viernes, según publica la cadena BBC.

Las cifras oficiales de víctimas del ejército ucraniano aún no se han publicado, pero el presidente Volodymyr Zelensky se ha referido al incidente como una “tragedia” que “podría haberse evitado“.

Se ha iniciado un proceso penal, como anunció el presidente Zelensky. Destacó que los soldados que operan en zonas de combate deben conocer bien los protocolos de seguridad, especialmente cuando se enfrentan a reconocimientos aéreos y fuego enemigo.

Muchos soldados y expertos militares ucranianos han cuestionado la decisión de celebrar la ceremonia de premiación en una zona con riesgo de ataques. Argumentan que los oficiales ucranianos deberían haber tenido en cuenta la vigilancia constante por parte de los drones rusos, que monitorean las actividades de las tropas cerca del frente para guiar los ataques aéreos y de artillería.

Según la BBC, aparecieron imágenes de drones en un canal ruso de Telegram, que supuestamente mostraban el momento del mortal ataque con misiles durante lo que parecía ser una ceremonia al aire libre. Las imágenes también revelaron varios cuerpos que se cree que son de soldados ucranianos.

Si bien el ejército ruso no ha comentado oficialmente sobre el ataque, el ministro de Defensa ucraniano, Rustem Umerov, confirmó que soldados ucranianos de la 128.ª Brigada de Asalto de Montaña “Zakarpattia (Transcarpatia)” murieron en el ataque y ordenó una investigación completa sobre la “tragedia”.

El Comando Estratégico de Ucrania (StratCom) informó que el ataque implicó el uso de un Iskander-M, el misil balístico de corto alcance de Rusia, y causó heridos a varios civiles. El legislador ucraniano Mykhailo Volynets mencionó que el ataque dejó 28 muertos y 53 heridos, aunque estas cifras están a la espera de confirmación oficial.

El presidente Zelensky enfatizó la necesidad de “establecer toda la verdad sobre lo sucedido y evitar que incidentes similares vuelvan a ocurrir”. Se han declarado tres días de luto en la región ucraniana de Transcarpatia, de donde se cree que provienen muchas víctimas.

Kiev no ha revelado la ubicación exacta del ataque, pero los informes de los medios ucranianos sugieren que ocurrió en una aldea cerca de la línea del frente, posiblemente la aldea de Dymytrovo (rebautizada como Zarichne por Ucrania en 2016).

El ataque con misiles coincidió con el Día de la Artillería, un evento dedicado a celebrar al personal militar que trabaja en unidades de artillería y misiles. Ruslan Kahanets, comandante del batallón de voluntarios ucraniano Sonechko (Sol), informó de una escena sombría, con numerosas víctimas y vehículos dañados tras el ataque ruso.

También ha aparecido un vídeo en el que aparece un soldado ucraniano, que se cree pertenece a una brigada cercana, criticando públicamente a los oficiales por organizar la ceremonia de premiación en una zona de alto riesgo, donde se sabía que tales reuniones podrían provocar ataques enemigos.

El incidente ha provocado indignación entre los usuarios de las redes sociales en Ucrania, con exigencias de rendición de cuentas y castigo para los responsables de organizar la ceremonia. Algunos han cuestionado por qué todos los soldados ucranianos estaban reunidos en un solo lugar, haciéndolos vulnerables a los ataques.

En respuesta a estos acontecimientos, los bloggers militares rusos afirman que más de 20 soldados ucranianos murieron en el ataque con misiles. El incidente ha generado preocupación sobre la frecuencia de tales eventos y la necesidad de cambios sistémicos para evitar incidentes similares en el futuro.

eldiariony

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *