jueves 25 de julio de 2024 03:17 am
Informando desde New York con la más avanzada tecnología para la generación de imágenes y sonido.

Tener como predecesor un televisor tan bien afinado como el BRAVIA XR OLED A95K que lanzó Sony el año pasado es un arma de doble filo. Por un lado el punto de partida sobre el que se sostiene el nuevo A95L como heredero del modelo de 2022 es muy confortable si nos ceñimos tanto a su calidad de imagen como a la de sonido. El A95K era muy bueno, y, a priori, su sucesor no debería arruinar sus virtudes.

De hecho, y llega la otra cara de la moneda, el A95L tiene que ser mejor que su predecesor. Tiene que aportar valor frente al modelo con panel QD-OLED del año pasado. Y no va a tenerlo fácil. Nada fácil. El A95K es por el momento el único televisor al que hemos valorado con un 10 en el apartado de calidad de imagen global. Y lo hicimos porque para nosotros el año pasado ninguno de sus rivales estuvo a su altura.

Fue, y seguimos pensándolo, el televisor con mejor calidad de imagen de 2022. La referencia con la que debíamos comparar cualquier otro televisor prémium. Ahí va un espóiler: hemos podido evaluar cara a cara el A95K y el A95L, por lo que en este análisis averiguaremos si este último ha conseguido superar al televisor estrella de Sony del año pasado.

JUAN CARLOS LÓPEZ

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *