domingo 21 de julio de 2024 16:35 pm
Informando desde New York con la más avanzada tecnología para la generación de imágenes y sonido.

La Ciudad pondera que de un grupo censado de 100 personas, con perturbaciones emocionales muy fuertes, que estaban además en situación de desamparo, ya la mitad están “estabilizadas”.

El gobierno municipal de la Ciudad de Nueva York anuncia que de un grupo de 100 neoyorquinos, que vivían en las calles en la Gran Manzana, que estaban “en el radar” por padecer enfermedades mentales muy graves y eran muy complicados de abordar, ya 50 se encuentran bajo cuidado médico y con un hogar estable.

Este avance se da a conocer luego de un año del lanzamiento de un controversial plan municipal de ayuda psiquiátrica a los desamparados, impulsados por una serie de hechos violentos registrados en el Subway, asociados con la crisis de salud mental y vivienda asequible que inunda a la ciudad.

Este balance del Grupo de Trabajo de Salud Conductual, representa según las cuentas oficiales un aumento del 145 por ciento de este tipo de abordaje, con respecto al año anterior. Y se asocia con la creación de un proceso de seguimiento a pacientes psiquiátricos que deambulan por los espacios públicos.

Además, se puntualiza que cientos de neoyorquinos desamparados, que se presumía padecen enfermedades mentales graves no tratadas, han sido conectados con hospitales para evaluaciones.

“Hace un año, nos comprometimos que los días en que se ignoraba la crisis de salud mental en nuestras calles habían terminado”, celebró el alcalde Eric Adams.

La estrategia se basa en capacitar de manera especial a socorristas, poner en línea camas psiquiátricas y fortalecer la coordinación entre las diferentes agencias municipales.

Entretanto, el alcalde anunció este miércoles que el personal formado para conectar con personas sin hogar, ha referido a un 70 por ciento más de personas desamparadas a refugios durante el año fiscal 2023, en contraste con el año fiscal 22.

En los datos de la Ciudad se especifica que se han trasladado aproximadamente a 1,000 personas de camas de estabilización psiquiátrica a viviendas permanentes, durante el año fiscal 23.

Antes del venidero invierno, la Alcaldía estará incorporando más personal especializado para ayudar a quienes viven en las calles a moverse a espacios y condiciones más seguras.

En llave con el estado de Nueva York

Para lograr este objetivo, que ha sido uno de los desafíos más grandes de la Gran Manzana durante décadas, especialmente en temporadas de frío extremo, las agencias de la Ciudad se han asociado con la Autoridad de Transporte Metropolitano (MTA) para garantizar que los neoyorquinos que necesitan una hospitalización prolongada, para estabilizar sus vidas, tengan acceso a esa atención.

A través de una alianza con la Oficina de Salud Mental del Estado de Nueva York, la Ciudad está transfiriendo pacientes a la nueva Unidad de Transición a Vivienda del Estado, que brinda atención extendida y está diseñada para facilitar el paso a una vivienda de apoyo permanente.

La municipalidad también ha abierto una Unidad de Atención Extendida para esta población en el Hospital H+H de Brooklyn, aprovechando los resultados de la Unidad de Atención Extendida existente en el Hospital Bellevue.

Finalmente, la Alcaldía también anunció que todas las camas psiquiátricas de los hospitales públicos de la Ciudad, cerradas durante la pandemia de COVID-19, volverían a estar en servicio para fines de este mismo año, lo que elevaría la capacidad total de camas psiquiátricas en la Gran Manzana a 1,000 camas.

Por su parte, Molly Wasow Park, la comisionada de Servicios Sociales de la Ciudad de Nueva York (DSS), refirió que a medida que se marca un progreso en las vías hacia la estabilidad y la vivienda permanente para los neoyorquinos más vulnerables, se está viendo el “impacto de las inversiones sin precedentes” en camas especializadas y recursos de extensión.

Con foco en el Subway

Estas medidas y otras abordadas particularmente en el sistema de transporte subterráneo, se iniciaron desde el año pasado luego de una serie de crímenes y situaciones de violencia protagonizadas por personas con problemas mentales.

En parte estas preocupaciones se elevaron por una cadena de crímenes de alto perfil en el metro, incluido un tiroteo masivo el 12 de abril de 2022 en Sunset Park y el asesinato al azar de un trabajador español de Goldman Sachs. Ambos implicados tenían antecedentes de padecimientos psiquiátricos.

En los primeros cinco meses de 2022, el Departamento de Policía de Nueva York (NYPD) consideró que hasta ese momento, de las 100 personas arrestadas por delitos de odio en la Gran Manzana, más de la mitad, habían sido calificada con anterioridad como “emocionalmente perturbadas”.

Datos de una crisis:

6,000 neoyorquinos vulnerables han sido alojados en refugios desde que se lanzó el plan de seguridad del metro en febrero de 2022, una iniciativa en la que equipos de extensión y agentes de policía patrullan el sistema de tránsito, con base a datos municipales.

7.4 % de los 363, 026 adultos que accedían a servicios de salud mental, autorizados en la ciudad de Nueva York, no tenían hogar, antes de la pandemia. Eso era más de 27,000 personas.

Por Fernando Martínez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *