sábado 13 de julio de 2024 15:02 pm
Informando desde New York con la más avanzada tecnología para la generación de imágenes y sonido.

Un joven de 21 años fue declarado culpable de matar a su prima en el hogar de la víctima en East Harlem y luego abandonar su cuerpo en El Bronx. Después usó su teléfono y tarjetas de crédito para hacer creer que estaba de viaje.

Khalid Barrow, joven de 21 años, fue declarado culpable de matar a su prima Nisaa Walcott en el hogar NYCHA de la víctima en East Harlem y luego abandonar su cuerpo en un contenedor plástico y arrojarlo a kilómetros de distancia, en El Bronx.

El cuerpo de Walcott, madre soltera de 35 años, fue encontrado en febrero del año pasado en un contenedor a lo largo de una calle en el vecindario Melrose. El forense determinó que la mujer murió estrangulada.

Los fiscales dijeron que su primo Barrow movió el cuerpo varias veces para encubrir su papel en el homicidio. Además envió mensajes de texto al hijo de Walcott desde el teléfono de la víctima “explicando” por qué no estaba en casa e hizo compras con la tarjeta de crédito de ella después de su muerte, detalló Daily News.

Los mensajes dirigidos al hijo de 14 años y a otros familiares decían que Walcott había salido de la ciudad por negocios y había dejado a Barrow a cargo del apartamento de la familia en “Lexington Houses” de NYCHA en E. 99th St. cerca de Park Ave. Cuando los familiares comenzaron a sospechar y vieron a Barrow con el teléfono de Walcott, presentaron un informe de persona desaparecida.

Los fiscales dijeron que Barrow y un cómplice sacaron el cuerpo de la azotea donde él lo había escondido, lo arrastraron a un automóvil, lo llevaron a El Bronx y lo arrojaron a la calle.

“Un jurado declaró a Khalid Barrow culpable de homicidio en segundo grado por matar brutalmente a su prima Nisaa Walcott y ocultar su cuerpo durante días mientras le robaba su dinero, usaba su apartamento y engañaba a su hijo pequeño para cubrir sus huellas”, dijo el fiscal de distrito de Manhattan, Alvin Bragg, en un comunicado.

Los policías dijeron que cuando el adolescente llegó a casa, Barrow estaba limpiando el piso y el apartamento olía a lejía. Un video de vigilancia mostró al sospechoso entrando al edificio con Walcott, pero nunca la vio a ella saliendo.

Otras imágenes lo mostraron arrastrando un contenedor de plástico hasta el techo del edificio. Siete días después Barrow regresó con la ayuda de un segundo hombre y lo sacaron del edificio. Más tarde, las cámaras también mostraron a un hombre tirándolo a la basura en El Bronx. No está claro el motivo del crimen.

La violencia doméstica es constante en Nueva York y Nueva Jersey, entre parientes, compañeros de vivienda y parejas, incluso con víctimas menores de edad.

El lunes un adolescente latino fue detenido en El Bronx como sospechoso de matar a tres parientes en un hogar en El Bronx, incluyendo su padre y su hermanito.

También ese día un joven de 23 años fue arrestado y acusado de matar a balazos a sus padres y hermano mayor dentro de su hogar en Nueva Jersey.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *