domingo 21 de julio de 2024 15:28 pm
Informando desde New York con la más avanzada tecnología para la generación de imágenes y sonido.

Según las autoridades de Memphis, Mavis Christian Jr., de 52 años, se quitó la vida luego de haber matado a cuatro mujeres el sábado por la noche.

La ciudad de Memphis, Tennessee, fue escenario de una tragedia que se cobró la vida de cuatro mujeres, entre ellas una niña de 13 años, a manos de un hombre que era un “pariente conocido” de las víctimas el sábado por la noche, y que fue encontrado muerto en un aparente suicidio, según informó el Departamento de Policía de Memphis (MPD).

El sospechoso fue identificado como Mavis Christian Jr., de 52 años, quien disparó a las mujeres en tres hogares diferentes antes de quitarse la vida con un arma de fuego dentro de su vehículo.

El primer tiroteo ocurrió alrededor de las 5:40 p.m. en Field Lark Drive, donde la policía encontró a la adolescente y a otra mujer muertas en el lugar. Una tercera mujer, de 15 años, fue trasladada al hospital Regional One Health en estado crítico. Una hora más tarde, la policía recibió un reporte de otro tiroteo en Warrington Road, a unos 21 kilómetros del primer lugar. Allí hallaron a otra mujer sin vida por una aparente herida de bala.

El tercer y último tiroteo se registró cerca de las 9:30 p.m. en South Parkway East, donde una cuarta mujer fue declarada muerta también por un disparo. La policía inició una intensa búsqueda del sospechoso, a quien describió como “armado y extremadamente peligroso”.

Finalmente, lo encontraron muerto en un Chevrolet Malibu blanco alrededor de la 1:30 a.m. del domingo, con una herida de bala autoinfligida. La policía dijo que Christian Jr. era un “pariente conocido” de las víctimas, pero no reveló el grado de parentesco ni el motivo de los ataques. Tampoco se ha dado a conocer la identidad de las víctimas.

El oficial de información pública del MPD, Christopher Williams, expresó su dolor por lo ocurrido y pidió a la comunidad trabajar juntos para detener la violencia sin sentido.

“Como padre, me rompe el corazón”, dijo Williams. “Estas eran los hijos, hermanas y tías de alguien. Eran personas, personas reales. Tenemos que hacerlo mejor. Debemos hacerlo mejor. Como comunidad, nos necesita a todos. No sólo la policía, no sólo la comunidad, sino que tenemos que trabajar juntos para detener actos de violencia sin sentido. Estamos cansados de eso. La comunidad está cansada de esto”.

Este hecho se suma a otros incidentes violentos que han sacudido a la ciudad de Memphis recientemente, como el secuestro y posterior muerte de la maestra Eliza Fletcher y el ataque a tiros a un policía.

Con información de New York Post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *