domingo 21 de julio de 2024 15:33 pm
Informando desde New York con la más avanzada tecnología para la generación de imágenes y sonido.

Trabajadores del volante exigen detener la recepción de aplicaciones de nuevos conductores, ser exentos del impuesto de congestión, que regirá desde la primavera, y no ser objeto de finalización de sus servicios sin justa causa, a fin de poder garantizar el ejercicio de su labor y vivir dignamente.

Decenas de taxistas y conductores de autos de alquiler como Uber y Lyft que se ganan la vida manejando en la Gran Manzana, se plantaron este miércoles a las afueras de la sede del Gobierno Municipal, para exigir a la Administración local, al Concejo Municipal, y a la Autoridad Metropolitana de Transporte (MTA), que promuevan medidas que protejan su labor, a fin de garantizar que los trabajadores del volante puedan tener ingresos justos, jornadas laborales completas y tener vidas dignas.

Ese fue el llamado que con carteles y arengas, en las que se escuchaban frases como “protejan nuestros trabajos de tiempo completo”, “no a la saturación de autos de alquiler” y “fin a la desactivación de conductores de apps”, trabajadores del volante, mayormente inmigrantes, hicieron a las autoridades locales y estatales.

“Lo único que estamos pidiendo es que nos traten con respeto, que nos traten como seres humanos que sirven a esta ciudad y que podamos tener la garantía de tener salarios dignos y poder sobrevivir bien”, aseguró Daniel Díaz, conductor de Uber, quien desde hace casi un año fue desactivado de su aplicación de servicio sin justa causa, por lo que exigió al Concejo Municipal que apruebe una ley que otorgaría a los conductores desactivados como él acceso a un proceso de apelación independiente de las empresas, un aviso de 14 días y una disciplina progresiva.

“Es injusto que las grandes compañías sigan haciendo con nosotros lo que quieran y que Uber y Lyft sigan cometiendo arbitrariedades, sin que nada pase, pues a personas como yo nos sacan del servicio de un día para otro sin saber por qué y nos dejan sin opciones de trabajo”, comentó el conductor mexicano, quien se ha dedicado a la industrai de taxi y vehículos por 20 años. “Si vivo es de milagro, porque no tenemos protecciones y si nos van a quitar de la aplicación deberían informarnos con tiempo prudente y que haya causa justificada”.

Bhairavi Desai, presidenta de la organización New York Taxi Workers Alliance (NYTWA), destacó además que los conductores se oponen a que la Comisión de Taxis y Limusinas de la Ciudad (TLC) continúe con lo que califican como un plan de “sobresaturación” de vehículos de servicio público, al levantar el límite de licencias de vehículos nuevos, lo que según dijo, hace que se reduzcan las opciones de que los conductores actuales puedan subsistir.

“TLC tiene que entender que la industria ya atraviesa por una crisis terrible en la que los taxistas amarillos perdieron el 50% de los pasajeros que solían tener y Uber y Lyft el 11% después de la pandemia, y si se ponen más vehículos a rodar, qué clase de ingresos reducidos van a tener nuestros conductores actuales”, dijo la activista. “Hay casi 200 mil conductores y la mitad trabajando actualmente tratando de tener una vida digna con menos pasajeros y en vez de proteger los trabajos de tiempo completo de ellos, lo que TLC pretende hacer es desastrozo, especialmente cuando quieren poner carros eléctricos y ni siquiera hay puntos suficientes para cargarlos”.

Conductores de Uber y taxistas de NYC exigen protecciones. Foto Edwin Martínez

La presidenta de NYTWA advirtió que si no se frenan los límites de licencias de servicio público, se protege a los conductores de no ser apartados de las aplicaciones como Uber y Lyft sin justa causa y sin poder levantar quejas para pelear sus casos y se sigue adelante con el plan de que los chóferes de alquiler paguen un tercer impuesto con la llamada tarifa de congestión que comienza en la primavera, volverá el caos a las vidas de quienes se ganan la vida detrás del volante.

“Necesitamos soluciones reales, no trampas, para estos conductores que trabajan sirviendo cada día a 1 millón de personas. No hay un número infinito de pasajeros, después de dónde los vamos a sacar para poder subsistir si hay un número infinito de vehícu,os, las matemáticas no dan”, recalcó la defensora de los conductores. “También el Concejo debe aprobar las leyes que los protegen para que si de la noche a la mañana, desactivan a chóferes de Uber y Lyft, puedan levantar sus quejas y hacer valer sus derechos. Son cosas simples de una democracia”.

La organización New York Taxi Workers Alliance (NYTWA) hizo un llamado a TLC para que se otorguen licencias de autos nuevos solamente a conductores actuales que rentan sus autos, a fin de tener sus propios vehículos y recalcó el llamado a la MTA para eximir a los taxis de los precios por congestión”Los conductores de Uber y de taxis amarillos hablan de una crisis inminente de ingresos más bajos debido a la sobresaturación de vehículos, por un lado, y a los precios de congestión, por el otro, mientras luchan para detener los despidos injustos de Uber y Lyft y los bajos pagos”, agregó la NYTWA.

Y aunque la organización de conductores aseguró que gracias a que la conductora de Uber Amara Sanogo y el taxista amarillo Richard Chow demandaron para impedir que la TLC permitiera un número ilimitado de autos eléctricos nuevos en las calles, ganaron una batalla en los tribunales con una orden de restricción temporal que limitó la aceptación de solicitudes por parte de TLC hasta el pasado lunes por la mañana, mientras el caso avanza, necesitan soluciones permanentes.

Conductores como Juan Londoño, quien trabaja hace más de una década al volante, asegura también que sin protecciones inmediatas que garanticen un buen camino, los prestadores de servicios de transporte de alquiler temen volver a la crisis de deuda y desesperación que afectó a la fuerza laboral hace unos años, causando incluso suicidios de choferes.

“Si nos ahorcan más con más carros rodando, va a ser más duro competir y conseguir un salario digno, y si no le ponen freno a las compañías de Uber y Lyft para que no corran a la gente así nomás, van a seguir usándonos como si fuéramos objetos y no seres humanos”, dijo el colombiano, señalando que la sobresaturación de autos les costará ingresos y los dejará aún más a merced de las empresas.

Sobre los señalamientos, la Comisión de Taxis y Limusinas negó que conceder más licencias afecte a los conductores y acusó a la NYTWA de afectar la emisión de nuevos permisos que favorezcan a chóferes a tener sus propios vehículos.

“Estamos de acuerdo en que los conductores atrapados en acuerdos de arrendamiento deberían tener la oportunidad de poseer sus propias placas, que es una de las razones por las que recientemente pusimos a disposición placas para vehículos eléctricos respetuosas con el medio ambiente. Desafortunadamente, NYTWA presentó una demanda para impedir que los conductores obtuvieran estas licencias limpias, incluidos los conductores que ya habían solicitado y estaban atrapados en contratos de arrendamiento abusivos”, dijo el comisionado de TLC, David Do. “Una vez que los conductores se enteraron de que la NYTWA estaba tratando de impedirles tener la oportunidad de ser propietarios, recibimos un gran aumento en las solicitudes, ya que los conductores de repente se sintieron obligados a comprar vehículos eléctricos para no perder la oportunidad que la NYTWA intentaba negarles”.

TLC informó además que antes de la demanda de NYTWA, esa agencia había estado recibiendo aproximadamente entre 100 y 150 solicitudes de vehículos eléctricos por día desde que estuvieron disponibles el 18 de octubre. Después de que se presentó la demanda, TLC comenzó a recibir un promedio de aproximadamente 2000 solicitudes por día y se recibieron un total de 9,638 solicitudes para una licencia de un vehículo eléctrico y más del 90% de los solicitantes son personas con una licencia de conducir de TLC.

Taxis y autos de alquiler en NYC en cifras

1 millón de personas se transportan cada día en NYC en autos rentados y taxis

173,000 conductores de taxis y autos de alquiler hay en NYC

204,000 era la cifra antes de la pandemia.

100,000 vehículos aproximadamente prestan servicio a apps como Uber y Lyft

13,500 taxis amarillos con licencia de operación hay en la Ciudad de Nueva York

7,000 taxis solamente se mueven cada día en la Gran Manzana

11% se han reducido los pasajeros de apps como Uber y Lyft

50% se han reducido los pasajeros de taxis amarillos

Por Edwin Martínez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *