jueves 25 de julio de 2024 04:58 am
Informando desde New York con la más avanzada tecnología para la generación de imágenes y sonido.

La protesta encabezada por Curtis Sliwa, se apostó junto con decenas de personas al frente del dormitorio de Manhattan College de siete pisos y 83 unidades y que será usado para albergar a los solicitantes de asilo que han llegado la ciudad.

Decenas de personas protestaron el domingo frente a un antiguo dormitorio universitario ubicado en El Bronx, manifestándose en contra del plan del Ayuntamiento de convertirlo en otro refugio de emergencia en Nueva York para los solicitantes de asilo.

Al menos 75 manifestantes enfurecidos con carteles que decían lo siguiente: “¡Vivienda asequible, sí! ¡Migrantes, no!” y “¡No a la apropiación de tierras! Save our Children”, mientras estaban bajo una fuerte lluvia para criticar los proyectos para el sitio de viviendas de Manhattan College.

“¡Sobre nuestros cadáveres!”, gritó el fundador de Guardian Angels, Curtis Sliwa, crítico frecuente del manejo de la ciudad de la crisis migratoria.

Al otro lado de la calle había unas 50 personas que hacían las veces de contramanifestantes.

“Si nos fijamos en la demografía de ambos grupos, por un lado, el grupo pro-inmigrantes”, dijo Sliwa. “Son en su mayor parte jóvenes socialistas progresistas. [Por el otro], estos tipos, personas mayores, muchos de ellos inmigrantes de primera generación de Rusia y Europa del Este, que huyeron del comunismo”.

El viejo dormitorio universitario de siete pisos y 83 unidades que fue recientemente renovado en West 238th Street se convirtió en un nuevo punto de inflexión para los vecinos de los cinco condados que se oponen a los refugios para los migrantes.

La edificación fue adquirida por Stagg Group por $18 millones de dólares a inicios de 2023 e iba a ser un refugio para personas sin hogar.

La semana pasada, un alto cargo de la empresa anunció que había estado en comunicaciones con el Departamento de Servicios para Personas Sin Hogar de la ciudad “en lo que se refiere a viviendas, familias y para inmigrantes”.

La ciudad pagaría a los dueños $2.4 millones de dólares en alquiler anual, equivalente a $2,400 por unidad mensual para acoger a algunos de los miles de solicitantes de asilo que han llegado a la Gran Manzana semanalmente, informó New York Post.

Más de 110,000 migrantes llegaron a la ciudad de Nueva York desde la primavera de 2022, y unos 60,000 aún se encuentra alojados y alimentados en los cinco distritos, dice el Ayuntamiento.

Al igual que otros albergues de emergencia anunciados, el dormitorio de Manhattan College ha generado protestas por parte de los vecinos que temen que los migrantes no autorizados puedan causar problemas.

Por su parte, los contramanifestantes dieron a conocer su asistencia en cada una de las protestas, reuniéndose en grupos más pequeños pero igual de bulliciosos para respaldar a los solicitantes de asilo.

“Como judío, sabemos lo que es ser un chivo expiatorio, y los inmigrantes son chivos expiatorios”, dijo Naomi Sharlin, miembro de Judíos por la Justicia Económica Radical, afuera del antiguo dormitorio del Bronx el domingo.

“Como pueblo judío, vemos esta búsqueda de chivos expiatorios y reconocemos que se trata de un fracaso de liderazgo”, dijo. “Un líder que está fracasando y luchando decide convertirse en chivo expiatorio en lugar de reconocer que es un desafío y construir coaliciones”.

A inicios de septiembre, Sliwa amenazó con cerrar los puentes que comunican la ciudad con Staten Island luego de que los funcionarios convirtieran una vieja escuela católica en un refugio con 300 camas para los inmigrantes.

El alcalde Eric Adams estima que la crisis migratoria le costará a la ciudad cerca de $5 mil millones de dólares para finales del año fiscal, mientras que el Ayuntamiento se enfrenta a una gran cantidad de solicitantes y ha llegado hasta el límite para hallar espacios donde puedan ser resguardados. Por lo que la cifra se dispara a los $12 mil millones en tres años sin la ayuda federal o estatal, expresó.

Por  Marlyn Montilla

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *