sábado 13 de julio de 2024 14:42 pm
Informando desde New York con la más avanzada tecnología para la generación de imágenes y sonido.

343 miembros del Departamento de Bomberos de Nueva York, han fallecido por enfermedades asociadas con el contacto con material tóxico en el perímetro de la tragedia. El mismo número registrado el día del atentado.

Incluso luego de la conmemoración de los 22 años del ataque a las Torres Gemelas, el Cuerpo de Bomberos de la Ciudad de Nueva York (FDNY), suma dos nuevos decesos relacionados con enfermedades que la ciencia médica asocia con la exposición al material tóxico, que estuvo en el ambiente, en el perímetro del Bajo Manhattan. Una rescatista puertorriqueña se encuentra entre los nuevos caídos.

Oficialmente se informó que Hilda Luz Vannata, de 67 años, quien trabajó como técnica de servicios de emergencia en ese departamento, durante 26 años, murió el pasado miércoles 20 de septiembre por complicaciones del cáncer de páncreas, relacionados con el 11 de septiembre.

Como reseña su obituario, Vannata nació en Aguadilla, Puerto Rico. Se mudó a Nueva York cuando era niña. Después de graduarse de la escuela secundaria Theodore Roosevelt, trabajó como asistente dental en un consultorio privado y luego como asistente administrativa en el St. Luke’s-Roosevelt Hospital Center. 

A lo largo de su vida, Hilda honró una tradición familiar de socorristas y se unió al Departamento de Bomberos de la ciudad de Nueva York, como técnica de servicios de emergencia (EMT). Sirvió honorablemente durante 26 años en el Batallón 14 – Hospital Lincoln.

Ella y su esposo, el oficial retirado de la policía de Nueva York y veterano militar John Vannatta, se ofrecieron como voluntarios después de los ataques del 11 de septiembre.

Este deceso se suma a la lista de centenares de boricuas que perdieron la vida por causa de este atentado terrorista.

Este lunes, se confirmó que el número de oficiales de ese cuerpo bomberil, que fallecieron tras luchar con algunas formas específicas de cáncer y otras patologías, ascendió a 343, lo que equivale al número de miembros del FDNY que murieron el día del ataque.

“En los próximos días, enterraremos al miembro número 343 del FDNY que falleció después del 11 de septiembre de 2001. Pero lamentablemente no será el último. Hay miles de bomberos de la ciudad de Nueva York, y otras personas relacionadas con la limpieza de los escombros, a quienes se les ha diagnosticado cáncer. Las cifras seguirán aumentando para nosotros, sin que se vislumbre un final”, indicó Andrew Ansbro, presidente de la Asociación de Bomberos Uniformados.

La otra víctima fue Robert Fulco, un bombero retirado del FDNY, murió de fibrosis pulmonar el sábado 23 de septiembre, a los 73 años.

La fibrosis pulmonar es una enfermedad en la que el tejido que rodea los alvéolos de los pulmones se engrosa y cicatriza. Puede ser provocado por la exposición a ciertas toxinas, como el asbesto, el polvo de carbón o la sílice, señala la Asociación Estadounidense del Pulmón.

3,500 casos de cáncer

Asimismo, Laura Kavanagh, comisionada de FDNY informó que otras 11,000 personas involucradas en la respuesta a este día fatídico para la Gran Manzana, todavía sufren enfermedades relacionadas con su trabajo en el World Trade Center. De ellos, 3.500 tienen cáncer.

“Desde que se celebró el 22º aniversario de los ataques al World Trade Center a principios de este mes, hemos experimentado la pérdida de dos miembros más del FDNY, debido a las enfermedades del World Trade Center. Específicamente nuestras 342 y 343 pérdidas“, destacó Kavanagh.

Después del colapso de las Torres Gemelas, enormes nubes de polvo llenaron el aire con materiales tóxicos como asbesto, sílice, metales, hormigón y vidrio, determinaron los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC).

La exposición a estos contaminantes ha derivado en condiciones de salud a corto y largo plazo, incluidos muchos tipos de cáncer, condiciones mentales, trastornos musculoesqueléticos y trastornos aerodigestivos.

Dos víctimas identificadas este año

La Ciudad de Nueva York confirmó la primera semana de septiembre que se identificaron dos otras víctimas de los peores ataques terroristas de la historia de la ciudad de Nueva York.

Se confirmó que un hombre y una mujer, se convirtieron en las personas número 1,648 y 1,649 identificadas por el médico forense de la Ciudad, mediante pruebas avanzadas de ADN de sus restos. Sus nombres se mantienen en reserva a petición de sus familias.

Hay más de 1,000 restos humanos de esta tragedia que no han podido ser identificados. Actualmente se encuentran almacenados en el Museo y Memorial Nacional del 11 de Septiembre. A pesar de los avances forenses, el esfuerzo por identificar los restos de estas víctimas se ha prácticamente detenido en los últimos años. Estos dos hallazgos positivos, son las primeras desde septiembre de 2021. La última identificación se realizó en 2019.

Por  Fernando Martínez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *