jueves 25 de julio de 2024 06:10 am
Informando desde New York con la más avanzada tecnología para la generación de imágenes y sonido.

Un anciano de 83 años estaba discutiendo con una mujer en un centro nocturno de un edificio en Williamsburg cuando empezó a actuar como un samurái lanzando machetazos cortado a dos personas.

Un sujeto de 83 años que presuntamente cortó a dos personas con un machete (hiriendo a uno de ellos en el cuello dejando un corte de 5 pulgadas) durante un altercado en una fiesta en Williamsburg, Brooklyn, el sospechoso caminaba por el sitio “como un samurai”, informaron las autoridades y una de las víctimas.

“No hubo ningún altercado, ningún desacuerdo. De hecho, estaba viendo un vídeo de YouTube en un iPad con mi amigo y, de repente, siento que algo me golpea en la nuca. Y entonces una chica salió del baño y él también la golpeó”, dijo Brian Espinal, de 35 años, añadiendo que conocía al hombre al haberlo visto antes en el club social “informal” del sótano de Scholes Street donde se desató la violencia.

Espinal insistió que el ataque fue al azar, quien es asistente de producción cinematográfica que tenía un vendaje en el cuello donde fue cortado.

“Siempre estaba contando chistes, hablando de ser veterano de Vietnam. No tenía familia. No tenía a nadie”, dijo Espinal sobre el presunto agresor. “Creo que estaba tomando algún medicamento y tal vez no lo tomó anoche, porque caminaba como un samurái con su gabardina y esta espada, un machete”.

Los funcionarios dijerpn que el anciano estaba discutiendo con una mujer, de 28 años, y Espinal a las 2:00 de la madrugada cuando blandió el machete, cortando a la mujer en la frente y al hombre en el cuello, explicaron los agentes.

“No vi lo que pasó después de que me golpeó. Acabo de caer. No sabía si golpeó una arteria. No sabía si me iba a morir”, manifestó Espinal, quien cree que pudo haberse salvado de una herida peor porque llevaba un sombrero al revés, con el machete golpeando en la visera del sombrero, informó New York Post.

El anciano fue arrestado en la escena, donde se recuperó el machete. Su identificación estaba pendiente de cargos, señaló la policía.

El sospechoso fue transportado al Hospital del Condado de Kings por un corte en la mano que probablemente haya sido autoinfligido.

El edificio donde sucedió el acuchillamiento está en una calle tranquila, pero es conocido por sus ruidosas fiestas, declaró un vecino que prefirió el anonimato.

El residente dijo que el edificio ha sido un problema por varios años. “Esta no es la primera vez”, dijeron. “Cada vez que llamamos a la policía, viene la policía y nada. Cada vez que hay pelea, cada vez que tenemos problemas aquí”.

El vecino dice que hay ruido constantemente y que proviene de las fiestas en el sótano.

“Se pelean, se tiran botellas, hablan y hablan”, dijo el residente. “Es terrible. No sé exactamente qué está pasando ahí abajo. Es ilegal. Es un espacio grande, allí tiene gente jugando a las cartas y otros juegos”.

El Departamento de Policía de Nueva York indicó que fue la primera vez que se apersonaron en el edificio en el mes de septiembre, según un vocero.

Por  Marlyn Montilla

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *