sábado 13 de julio de 2024 15:02 pm
Informando desde New York con la más avanzada tecnología para la generación de imágenes y sonido.

Un joven de 21 años fue detenido por la muerte de Enriqueta Rivera Meléndez, abuela baleada al azar en medio de una guerra de pandillas a plena luz en El Bronx (NYC). El sospechoso fue encontrado escondido en la casa de un familiar.

Joshua Evans, joven de 21 años, fue detenido como sospechoso en la muerte de Enriqueta Rivera Meléndez, abuela aparentemente baleada al azar en medio de una guerra de pandillas a plena luz en El Bronx (NYC).

Rivera, de 71 años, fue una víctima accidental en el tiroteo que se registró en Mott Haven alrededor de las 12:35 p.m. del jueves 14 de septiembre, según la policía de Nueva York.

Ayer Evans fue encontrado escondido en la casa de un familiar en Mount Vernon y acusado de homicidio, intento de homicidio, agresión y posesión criminal de un arma, entre otros cargos, según ABC News. Todos los cargos son meras acusaciones y se presume que las personas procesadas son inocentes hasta que se pruebe su culpabilidad en un tribunal.  

Según las autoridades el crimen involucró a dos miembros de pandillas rivales. “Dos sujetos se pelearon. Un hombre sacó un arma de fuego y disparó múltiples tiros contra el otro”, dijo el subjefe de la policía de Nueva York, Benjamin Gurley, citado por Pix11.

Rivera estaba tratando de cruzar la calle en East 138th Street y Brook Avenue cuando una de las balas la alcanzó en la espalda. La abuela vivía sola en Mill Brook Houses en El Bronx. Una vendedor de alimentos de 34 años, Albertina Reyes, también recibió un disparo en el brazo. Paramédicos llevaron a ambas víctimas al Hospital Lincoln, donde murió la mujer mayor.

El tiroteo del jueves marcó el tercer día consecutivo en el que transeúntes inocentes resultaron heridos por disparos errantes en El Bronx para un total de cuatro víctimas, incluido un niño de 8 años que se bajaba de un autobús escolar el martes 12.

Horas después del homicidio de Rivera, la fiscal de distrito de El Bronx, Darcel Clark, hizo un nuevo llamado contra la violencia armada. “Esto tiene que parar”, dijo el jueves. “Cuatro víctimas en los últimos tres días por tiroteos. Eso son balas en la piel. Suficiente es suficiente. Esto está sucediendo a plena luz del día. Necesitamos ayuda.”’

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *