sábado 13 de julio de 2024 14:51 pm
Informando desde New York con la más avanzada tecnología para la generación de imágenes y sonido.

Tras pasar 12 días atrapado gravemente enfermo en una cueva profunda en Turquía, el espeleólogo e investigador neoyorquino Mike Dickey fue rescatado a salvo esta madrugada.

“Es increíble estar nuevamente en la superficie”, dijo emocionado el neoyorquino Mike Dickey a los periodistas tras concluir hoy exitosamente su angustia de 12 días atrapado enfermo en una cueva profunda en Turquía.

“Estuve bajo tierra mucho más tiempo del que esperaba”, dijo a la agencia Reuters. Dickey, espeleólogo e investigador de 40 años, había estado atrapado a casi 1,000 metros (más de 3,000 pies) desde el 31 de agosto.

Dickey comentó a los periodistas que inicialmente había pensado que iba a sobrevivir, pero a medida que empeoraba comenzó a tener dudas. “Entonces empezó a ser más difícil aferrarme a mi conciencia y llegué a un punto en el que dije: ‘No voy a vivir’”.

Empezó a ser más difícil aferrarme a mi conciencia y llegué a un punto en el que dije: ‘No voy a vivir'”

El investigador fue extraído de la cueva Morca en las Montañas Tauro alrededor de las 00:37 a.m. hora local del martes, anunció la Federación Turca de Espeleología, describiendo la operación como “exitosa”. “¡Felicitamos a todos los que contribuyeron!”, dijo la organización.

“El hecho de que nuestro hijo, Mark Dickey, haya sido sacado de la cueva Morca en condiciones estables es un alivio indescriptible y nos llena de una alegría increíble. Sabemos que es un evento en el que todos los involucrados en el extenso esfuerzo de rescate trabajaron muy duro”, dijeron sus padres a ABC News en un comunicado.

Dickey reside en Croton-on-Hudson (Nueva York). Es el “jefe” del Equipo de Respuesta Inicial de Nueva Jersey, con sede en el condado Sussex, un grupo local de voluntarios especializados en rescate en cuevas y minas.

El miércoles 6 de septiembre el mismo Dickey envío un video desde la cueva, mientras expertos de varios países, además del Ejército de Turquía, analizaban cómo sacarlo a la superficie para que recibiese la ayuda médica que necesitaba de emergencia.

Cuando el Servicio Húngaro de Rescate de Cuevas llegó hast él el domingo, Dickey se encontraba en una condición grave y potencialmente mortal, dijeron las autoridades. La intervención médica que le salvó la vida incluyó altas dosis de medicamentos para el estómago y una transfusión de sangre.

La condición de Dickey mejoró pronto lo suficiente como para que pudiera volver a ponerse de pie después de la intervención, dijeron los rescatistas.

La casi tragedia comenzó cuando Dickey repentinamente se enfermó con una hemorragia estomacal durante una expedición con un puñado de personas en la cueva Morca en el sur de Turquía. En los días siguientes estuvo sangrando y perdiendo líquido del estómago. No está claro qué causó el problema médico.

El rescate sería “muy difícil”, predijo a la agencia de noticias IHA Cenk Yildiz, funcionario regional de ayuda en casos de desastre. La complicada operación requirió muchos equipos y atención médica constante dentro de la cueva, donde hace bastante frío. La cueva se estuvo adecuando para la salida segura de Dickey, incluyendo la ampliación de los pasajes y la atención al peligro de caída de rocas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *