domingo 21 de julio de 2024 15:11 pm
Informando desde New York con la más avanzada tecnología para la generación de imágenes y sonido.

La ciudad de Nueva York espera una respuesta de la Corte Suprema estatal sobre su petición de suspender la obligación de otorgar vivienda a inmigrantes que solicitan refugio, en medio de problemas presupuestales.

El gobierno del alcalde Eric Adams busca suspender una obligación de más de 80 años de la ciudad de Nueva York de brindar refugio a cualquiera que lo solicite, incluidos a inmigrantes sin papeles.

La semana pasada, la Alcaldía neoyorquina solicitó formalmente a la Corte Suprema de Nueva York suspender el Decreto Callahan, lo cual permitiría a la ciudad dejar de lado una obligación legal de brindar refugio a adultos solteros.

“Con más de 122,700 solicitantes de asilo que han pasado por nuestro sistema de admisión desde la primavera de 2022 y unos costos proyectados de más de 12,000 millones de dólares durante tres años, está muy claro que el status quo no puede continuar”, dijo Adams en un comunicado.

La carta enviada a la jueza Erika Edwards, de la Corte Suprema de Nueva York, piden la suspensión del decreto que data 1981, el cual exige que la ciudad proporcione alojamiento.

Incluso piden suspender las normas cada vez que el gobernador o el alcalde declare el estado de emergencia y haya afluencia de personas buscando refugio.

El gobierno de la ciudad de Nueva York solamente daría refugio a familias de inmigrantes, no a personas solas.

Organizaciones civiles se unieron contra la petición de suspender la obligación de refugio.

“Este es el intento más significativo y dañino de la ciudad de dar marcha atrás en su obligación legal y moral de proporcionar un refugio seguro y decente a las personas sin hogar desde que se estableció ese derecho hace 42 años”, dijeron varios grupos integrados en la Sociedad de Ayuda Legal.

Las acciones contra inmigrantes del alcalde Adams se sumaron a la petición de su asesora Ingrid Lewis-Martin, quien hace unos días pidió recientemente al gobierno del presidente Joe Biden “cierrar las fronteras”, aunque el alcalde no coincide con esa postura.

Todavía no hay una decisión, pero Christine Quinn, ex presidenta del Concejo Municipal y directora ejecutiva de WIN, una red de refugios para mujeres y niños, dijo que algún cambio de restricción de vivienda también afectaría a familias.

Adams viajó a México, Ecuador y Colombia para intentar enviar el mensaje de que Nueva York no tiene recursos ilimitados para inmigrantes ni asegura vivienda ni trabajo.

“No vab a estar en un hotel de cinco estrellas, como nos ha dicho mucha gente… Si eso puede resonar e iniciar esa conversación allí, lo intentaré”, dijo Adamas antes de partir.

El alcalde ha dicho que debe haber una visión humanitaria sobre inmigración, como parte de la visita a los países mencionados, pero no hay claridad si mantiene su postura de dejar de ofrecer refugio a no ciudadanos.

eldiariony.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *