jueves 25 de julio de 2024 06:14 am
Informando desde New York con la más avanzada tecnología para la generación de imágenes y sonido.

Miguel Cruz Tejada

NUEVA YORK._ Un dominicano identificado como Pablo Vicente de 33 años de edad enfrenta más de 100 años en la cárcel por estrangular delante de sus dos hijos, de 9 meses y tres años el cuerpo de su ex mujer Nayeli Nieves (20) de la que estaba celoso y asesinó en un apartamento del complejo habitacional “Salem Heitghs” en el 12 de la calle Pope en la ciudad de Massachusetts que lleva ese nombre.

El crimen, confesado por Vicente después de dar una versión diferente y declararse no culpable, fue perpetrado por el dominicano el domingo 6  de agosto en la madrugada  y dos días más tarde fue acusado de los cargos en la Corte Superior de Salem.

Después de estrangular a Nieves, Vicente permaneció durante tres días con el cadáver en el apartamento junto a los niños y luego decidió deshacerse del cuerpo embasándolo en una bolsa plástica y tirándolo en un contenedor de basura tratando de ocultar evidencias.

Los fiscales del condado Essex y la policía de Salem dijeron que buscaron intensamente en todos los contendores del área pero en ninguno encontraron el cadáver por lo que se desconoce si lo hallaron debido a que las autoridades ni los familiares de la muerta han confirmado ese dato.

Los investigadores dijeron que la basura con la bolsa en la que estaba el cadáver fue recogida el lunes antes de que la policía se enterara del crimen, pero aseguraron que continuarían la búsqueda.

El mismo de día de la lectura de cargos contra Vicente, el jefe de la policía de Salem, Lucas Miller dijo los oficiales habían encontrado “algo” que podría ser  evidencia pero no podía confirmar si se trataba de los restos de Nayeli.

Vicente tendrá que regresar al tribunal este viernes 8 de septiembre 2023  para una vista de seguimiento al caso.

“Hoy estamos aquí, en este tribunal, por otro ejemplo de terrible violencia doméstica”, dijo el fiscal de distrito de Essex, Paul Tucker, quien, junto con el jefe de policía de Salem, Lucas Miller, observó la lectura de cargos desde la tribuna de la sala y habló con los periodistas poco después.

“Nos hemos reunido con la familia de la víctima. Continuaremos con este caso en el futuro”, añadió.

Encontrar el cuerpo de Nieves fue la máxima prioridad después de la lectura de cargos, explicó el fiscal Tucker.

Detalles compartidos fuera del tribunal, había un historial de violencia en la pareja.

Eso incluye un arresto previo de Vicente por cargos de abuso doméstico por parte de la policía de Salem y una orden de alejamiento que se había dejado expirar, explicó Miller.

En abril de este año, Vicente también enfrentaba un cargo de asalto y agresión a un familiar o miembro del hogar en el Tribunal de Distrito de Lowell, según registros judiciales.

La confesión de Vicente a la policía, detallada en el reporte policial, se centró en gran medida en una pelea entre la pareja que habría ocurrido varios días antes de estrangularla.

Le dijo a la policía que los dos comenzaron a pelear por el acceso al teléfono de Nieves, y el altercado continuó cuando Vicente se apoderó de dispositivo y Nieves intentó recuperarlo. Le dijo a la policía que estaba asfixiando a Nieves durante el transcurso de la pelea, y que estaba tan concentrado en el teléfono que no se dio cuenta cuando Nieves perdió el conocimiento por tercera y última vez para morir asfixiada.

“Después de tres días, Vicente afirmó que el cadáver de Nieves comenzó a apestar por lo que la envolvió en una sábana y alfombra y la tiró en un contenedor de basura en la propiedad”, indica el informe. También señala que los dos niños estaban presentes cuando Nieves fue asesinada y permanecieron allí durante esos tres días.

Vicente fue grabado por una cámara de seguridad del edificio en el que aparece cargando un bulto en un carrito de compras en el que llevaba un objeto.

La policía de Salem, según el informe, se enteró por primera vez de la situación de la pareja por conversaciones que comenzaron cuando Vicente le confesó a un familiar el lunes que había matado a Nieves.

Un familiar que habló primero con Vicente y expresó su preocupación porque Nieves no había sido vista, declaró que Pablo tenía el teléfono de Nayeli y creyó que Pablo se estaba preparando para huir posiblemente a República Dominicana.

La policía fue a la dirección de Vicente en la calle Boston  en Salem y lo encontró allí donde se entregó sin oponer resistencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *